Ciudad de Córdoba Para que no se siga expandiendo, la Provincia cerca villa La Maternidad

Se están colocando postes y alambre en zonas no habitadas del predio. Evalúan urbanizarla “in situ”.
Desde esta semana, personal del área de Hábitat Social del Gobierno de Córdoba empezó a cercar sectores libres (deshabitados) de villa La Maternidad, para evitar que sigan apostándose nuevos moradores en el viejo asentamiento de barrio San Vicente. Por ahora se colocan postes y se alambra el pasaje Leticia. Más adelante se parquizará e instalarán juegos infantiles.

El trabajo de la Provincia en la villa La Maternidad comenzó en mayo, con la limpieza periódica del predio. En noviembre retiró 300 camionadas de escombros y limpió la basura esparcida en el asentamiento.

Días atrás, el ministro de Desarrollo Social, Juan Carlos Massei, les prometió a vecinos de La Maternidad que se tomarán "soluciones consensuadas" para que quienes deseen seguir viviendo en la villa puedan hacerlo y quienes prefieran marcharse accedan a una vivienda digna.

"Nos aseguró que no sacarán a nadie por la fuerza y que las topadoras no arrasarán las construcciones existentes", afirmó la vecina Susana Bustamante.

Por eso, la Provincia estudia una urbanización in situ, con casas nuevas para familias residentes y mejoras en los servicios.

El director de Hábitat Social, David Garay, destacó que está en marcha un trabajo conjunto con los vecinos de la villa y que se evalúa la situación de cada familia. "A quienes quieren irse se les consulta adónde les gustaría mudarse y se les explica que obtendrán casas cuando se dispongan; y para los que quieren quedarse se analizan alternativas de mejoramiento urbanístico en el lugar", explicó.

Garay aclaró que no se otorgarán materiales a los vecinos para que amplíen sus casas, aunque sí se analiza construir viviendas nuevas para quienes elijan quedarse en La Maternidad.

Las familias también piden contenedores de basura, que se pondrán en calles perimetrales.

La abogada de las familias de la villa, María Elba Martínez, exigió "acuerdos por escrito" para materializar la propuesta oficial. "Las familias tienen mucho temor y susceptibilidad", planteó.

En cuanto a la cantidad de familias que viven hoy en la villa, los propios habitantes dicen que son 100 y que algunas comparten la misma casa. Pero Garay reveló que un censo arrojó que sólo hay 36 viviendas y familias.

La villa se repobló por razones de trabajo, distancia y robos sufridos por familias en los barrios sociales adonde las llevaron.

El terreno de la villa La Maternidad es de alto valor y habría empresarios interesados en desarrollar negocios inmobiliarios rentables (edificios, por caso).

Muchos vecinos están conformes con que la Provincia cerque parte de la villa "para que no se instalen más habitantes y el lugar no se convierta en una mugre", dijeron. Pero otros no están de acuerdo. "Será como estar en una cárcel", opinó una mujer que no quiso ser identificada. En tanto, Bustamante criticó: "Nos vamos a sentir acorralados como vacas o caballos; es una forma de presión del Gobierno para que nos vayamos, y ya viene habiendo amenazas".

Comentá la nota