La ciudad comenzó a vivir los primeros días de la temporada 2010 con buenas expectativas para enero

El lugar elegido fueron las piletas, por lo que se vio poco movimiento durante la tarde. Los que vinieron a comenzar el año nuevo ocuparon la totalidad de las cabañas, turistas que dejan hoy la ciudad para dar paso a los visitantes que vacacionarán acá. Por anticipado, las reservas para este mes están entre el 70 y el 80 por ciento. Javier Fernández, de la Asociación de Cabañas, auguró un buen 2010 para el sector.
Comenzó la temporada de verano 2010 con los primeros visitantes que eligieron Tandil como destino para arrancar el nuevo año, y el clima acompañó marcando, por lo general, buenas temperaturas.

Y ayer no fue la excepción. Precisamente se vivió una jornada excelente en la que se registraron 31 grados de máxima, lo que permitió, no sólo el disfrute de un chapuzón en las piletas, sino también que se extendiera la tarde hasta la caída del sol.

Además, muchos optaron por las actividades al aire libre. En la zona del Lago del Fuerte, los más atléticos salieron a caminar y correr por la senda que bordea todo el paseo turístico, mientras que algunos practicaron kayak.

Mientras tanto, el Parque Independencia –un clásico- mostraba poco movimiento. Grupos aislados de personas, sobre todo familias, disfrutaban de los atributos y la vista del lugar, al tiempo que aprovecharon para tomar las fotografías de rigor.

Ya con la llegada del atardecer y el descenso lento de la temperatura, poco a poco la ciudad comenzó a evidenciar más movimiento en sus calles.

Por el lado de los prestadores turísticos, se preparan para recibir a los visitantes que eligen Tandil como destino para pasar algunos días de las vacaciones y las primeras estimaciones arrojan saldos positivos, incluso más alentadores respecto de la temporada pasada.

De todas formas, el objetivo es "mantener" y "mejorar" constantemente para que la ciudad siga siendo cada vez más el lugar elegido.

Buenas reservas

En diálogo con El Eco de Tandil, Javier Fernández –presidente de la Asociación de Cabañas de Tandil- brindó un panorama sobre el movimiento turístico de esta villa serrana y mencionó que "estuvo todo completo; quizás no se haya visto mucha gente en la ciudad porque estaba en las cabañas, no se han movido".

Las cabañas mostraron una ocupación del ciento por ciento, sobre todo de personas que "llegaron por fin de año", porque "se hizo como un fin de semana largo y que se quedan hasta el domingo", aclaró. También adelantó que de esta camada "son muy pocos los que continúan las vacaciones".

Según Fernández, comparando con los anteriores, "ha sido muy bueno el fin de año porque se esperaba mucha gente y vino mucha gente. Muchos vinieron sin reserva y en determinado punto, creo que el miércoles, ya estaba todo cubierto. Pero estamos hablando de fin de año".

Todo este grupo que deja la ciudad hoy dará paso a los turistas "que ya vienen a pasar las vacaciones", para lo cual se registran reservas que oscilan "entre el 70 y 80 por ciento en cabañas para enero".

Fernández manifestó que "en los últimos años pusimos el tema de ocupación mínima de cuatro días, que el año pasado no funcionó bien porque estuvo muy complicado y la gente vino tres días". Pero para 2010 "volvimos a trabajar con la reserva mínima de cuatro días".

Mejor que 2009

De lleno en la temporada, apuntó que podría "sacar una conclusión de lo que es enero en base a lo que tenemos en reserva y saber qué es lo que nos depara enero. Hoy creo que va a ser mejor que el año anterior, porque la gente se queda más tiempo, lo que hace que queden menos baches".

Las expectativas para esta época estival "creo que van a ser mejores. Por ahí me adelanto, pero para mí va a ser mejor. Obviamente venimos manteniendo el mismo nivel de promoción, de servicios. Tenemos que mantener y mejorar ciertas cosas".

"Si mejoramos creo que la gente que eligió Tandil está volviendo, es un destino ya marcado y creo que va a ser bueno", agregó.

La ciudad "cada vez suena más. Ahora debemos aprender o tratar de mantener el destino y mejorar el servicio. La gente cada vez exige más. En el turismo siempre hay que hacer inversiones, en dinero y en ideas", cerró.

Comentá la nota