La ciudad de Colón vivió la gran fiesta

Más de 800.000 personas aclamaron y disfrutaron del tradicional Rally Dakar Argentina-Chile cuando 151 motocicletas, 25 cuatriciclos, 134 automóviles y 52 camiones partieron el viernes desde el centro de Buenos Aires.
En Colón ciudad campamento y kilómetro cero de la prueba una muchedumbre se agolpó por más de 15 kilómetrois de la Ruta 8 disfrutando el inusual espectáculo. No hubo incidentes de magnitud y solo se registro un accidente cuando en el kilómetro 272 colisionaron dos motos que no participaban de la prueban con dos heridos de consideración.

La carrera de 14 etapas, con siete en Argentina y siete en Chile, finalizará el 17 de enero en el Obelisco, el mismo lugar donde se realizó la largada.

Las 361 máquinas que superaron las verificaciones técnicas partieron desde el parque cerrado por las más importantes avenidas de la capital argentina hasta el Obelisco, donde recibieron la ovación y admiración de miles de personas.

"Esto es increíble, esto demuestra la pasión que tienen los argentinos por el automovilismo, hay gente por todos lados, igual que en Chile", dijo a periodistas el piloto chileno Carlos Gavardo antes de partir con su Hummer para la gran aventura.

Uno de los pilotos que más ovación recibió fue el argentino Marcos Patronelli, a bordo de un cuatriciclo Yamaha Raptor 400.

Patronelli, que fue segundo en la edición del Dakar 2009, dijo estar "muy emocionado por el cariño de la gente".

"Tanto como el año pasado cuando terminé segundo la carrera", agregó.

El piloto español Carlos Sainz, multicampeón en el rally de Argentina, fue otro de los más aplaudidos en la rampa de presentación con su automóvil oficial de Volskwagen.

El ruido y el color lo pusieron los camiones, que realizaron el recorrido hasta la rampa de largada haciendo sonar sus bocinas y encandilando con las luces delanteras de los gigantes bólidos

Comentá la nota