Ciudad: cambian nuevamente el sistema de arreglo de las veredas

Tras las enormes quejas de los vecinos, el Gobierno porteño retornará la actividad a las empresas de servicios, acusadas en 2008 de realizar deficientemente las obras

Después de un año y medio, las empresas de servicios públicos volverán a estar al frente de los arreglos de las veredas porteñas. El Gobierno de la Ciudad devolvió la actividad a las compañías, acusadas en 2008 de hacer mal su trabajo una vez que reparaban problemas con cañerías externas.

Hasta diciembre de 2007, cuando Edesur, Edenor, Metrogas o AySA tenían que romper una vereda o una calzada para arreglar un caño, estaban obligadas a reparar el suelo y dejarlo como lo habían encontrado. Pero el Gobierno cuestionó que los arreglos eran de mala calidad, y que en muchos casos directamente no los hacían.

El paso siguiente fue Impulsar en la Legislatura una ley por la cual se cambiaba el sistema: la empresa rompía el piso, pero tenía que depositar una garantía, y con ese dinero el propio Gobierno hacía la reparación final.

Fuentes del Ministerio de Espacio Público porteño explicaron a Clarín que como hay unas 6.500 roturas por mes en muchos lugares "para repararlos hacen falta distintos tipos de baldosas. Por eso, con cada arreglo estábamos teniendo entre 30 y 45 días de demora".

Las enormes quejas de los vecinos por permanecer durante meses, e incluso un año con la vereda semi-rota, habría presionado para que la administración de Mauricio Macri diera marcha atrás con la medida. Los arreglos ahora vuelven a poder de las empresas públicas de servicios.

Comentá la nota