La ciudad se acostumbra a las medidas preventivas

Las apelaciones del Comité de Emergencia por la pandemia de gripe A en el partido de General Pueyrredon se están haciendo escuchar.
Los habitantes de Mar del Plata y Batán están observando con bastante disciplina y conductas positivas los reiterados llamados a la responsabilidad individual para evitar contagios y, lentamente, van dejando atrás los indicios de angustia y actitudes de pánico que dominaron la escena en los primeros días de la semana.

En materia de decisiones institucionales, las dos novedades principales que aportó la reunión diaria del comité de emergencia municipal que preside el intendente Gustavo Pulti fueron la suspensión de las actividades en el Casino y los bingos y otros locales nocturnos de la ciudad durante este fin de semana, consensuadas con autoridades y directivos de esos sectores, y la advertencia de que "el virus (A H1N1) está circulando en forma relevante en nuestra ciudad", según informó Gustavo Rodriguez, el secretario de Salud de la comuna.

Así, el Casino central y su extensión en el Paseo Hermitage, así como los bingos de la ciudad, cerraron sus puertas sábado y domingo en sintonía con la recomendación emanada del comité de emergencia acerca de la necesidad de evitar aglomeraciones de gente en lugares cerrados, como una contribución a las medidas preventivas que se orientan a evitar el contagio de la gripe A.

Particularmente, el comité municipal recomendó la no concurrencia y la no apertura de lugares donde se desarrollen actividades consideradas "no esenciales", tales como casinos, bingos, locales bailables y cines, entre otros. Inmediatamente, esta sugerencia fue tomada por las autoridades de aplicación (Lotería y Casinos de la Provincia en un caso, la empresa concesionaria de los bingos en el otro), las que determinaron el cierre de los locales de juego estatal y privados durante este fin de semana.

Desde ambos lados se aclaró que en los próximos días se volverá a evaluar el panorama para determinar si la medida necesita ser extendida o si se reabren las puertas al público. Ayer, el Comité de Emergencia sesionó en el despacho del intendente por única vez, al mediodía. Allí se precisó que el cierre de las puertas del Casino Central, el Casino del Mar y la totalidad de las salas de bingo de la ciudad fue, en respuesta "a la emergencia sanitaria declarada por el gobernador de la provincia de Buenos Aires", explicaron en un comunicado desde el Instituto Provincial de Lotería y Casinos.

Con la misma metodología (consensuar con propietarios y responsables del negocio) y por las mismas razones (contribuir a evitar focos de contagio) se concretó anoche el cierre preventivo, por el fin de semana, de buena parte de los locales nocturnos (ver página 4).

Un virus peligroso

En orden a lo estrictamente vinculado con el virus pandémico gripal AH1N1, en su carácter de vocero del Comité de Emergencia el titular de la Zona Sanitaria VIII Gustavo Rodríguez aseguró que "está circulando en forma relevante en nuestro país y en nuestra ciudad", a la vez que volvió a negar precisiones sobre el número de casos en General Pueyrredon.

Estimó sin embargo el facultativo que la tasa de contagio alcanza al 20 por ciento de la población. Rodríguez aclaró enseguida que consideraba "alta" esa cifra porque "se trata de una pandemia: para ser alta debería alcanzar entre el 40 y 50 por ciento", explicó.

Remarcó enseguida que "los cuadros clínicos son en su gran mayoría de curso benigno y autolimitado, sólo un mínimo porcentaje se complica con compromiso respiratorio agudo grave".

Así, insistió con que hasta la fecha hay comprobado solamente un fallecido en la ciudad por gripe A, aunque al mismo tiempo admitió que desde mediados de junio se registraron 20 muertes por infecciones respiratorias. Estos decesos "no están confirmados como casos de gripe A, ya que hay que esperar los resultados del (Instituto) Malbrán", detalló Rodríguez.

En la ciudad existen "28 casos de gripe A confirmados por el Instituto Malbrán y un fallecido", aunque se esperan los resultados de los demás hisopados, subrayó el titular de Zona Sanitaria VIII.

En este punto informó que, de todas formas, a partir de mañana esos hisopados se realizarán en las dependencias marplatenses del Instituto Nacional de Epidemiología (INE).

En tanto, el secretario de Salud municipal Alejandro Ferro anunció que juntamente con la Secretaría de Desarrollo Social (a cargo de Fernando Gauna) continúan con la capacitación a referentes manzaneras para que lleven información a vecinos y vecinas de las zonas barriales más expuestas a riesgos de contagio.

Con referencia a la instalación de un centro de aislamiento en el hotel 4 de Chapadmalal, el subsecretario de Salud Alejandro Cristaldi consideró superada la inquietud de vecinos de esa zona, que el viernes manifestaron en contra de la habilitación de ese centro. Explicó Cristaldi que "se habló con los vecinos e incluso algunos se ofrecieron como voluntarios, y ya tenemos todo preparado como para ir trasladando a los pacientes que así lo requieran".

Cabe recordar que la intención de las autoridades con la apertura de este centro en Chapadmalal es ofrecer un sitio adecuado para aislarse a aquellas personas contagiadas que vivan en lugares donde -por carencia de servicios, características de la vivienda o hacinamiento- resulta imposible practicar esa medida preventiva.

Disposiciones para el fin de semana

El Comité para la Emergencia por la Gripe A está integrado por el intendente Gustavo Pulti y representantes de la Secretaría de Salud municipal, el Instituto Nacional de Epidemiología (INE), la Zona Sanitaria VIII, las secretarías de Desarrollo Social y de Educación, Defensa Civil, el presidente del Consejo Escolar, la Subsecretaría de Coordinación, Fecliba y la comisión de Calidad de Vida del Concejo Deliberante.

Sesionaron ayer en el Palacio Municipal y ampliaron las medidas restrictivas para evitar conglomeraciones en sitios cerrados, que fueron consensuadas con los responsables de varias actividades comerciales.

Comentá la nota