El Citi se sumó a la lista de pagadores

Uno de los bancos emblemáticos de EE.UU. ofrecerá acciones y deuda para hacerse de efectivo, tal como lo hicieron otras entidades. El gobierno controla el 34 por ciento del grupo.
El banco Citigroup anunció que devolverá al gobierno de Estados Unidos 20.000 millones de dólares que recibió en 2008 como parte de la asistencia que recibió para evitar la quiebra. Así busca poner fin a su dependencia del Departamento del Tesoro, que controla el 34% de su capital accionario.

El CEO, Vikram Pandit, aseguró al anunciar el plan que Citigroup tiene "una deuda de gratitud" con los contribuyentes en EE.UU., al tiempo que reconocía la obligación que tiene la entidad de apoyar la recuperación económica con la concesión de préstamos y la asistencia a propietarios de vivienda y otros prestatarios en apuros.

Citigroup, que recibió 45.000 millones de dólares en fondos federales, tiene ya luz verde para devolver parte de lo adeudado tras intensas negociaciones con las autoridades y menos de una semana después de que su rival Bank of America (que recibió una ayuda similar), anunciara que había devuelto por completo la ayuda pública que se le entregó.

El plan de Citi contempla recaudar 20.500 millones de dólares con emisiones de acciones y de deuda, que le permitirá recomprar acciones preferentes por valor de 20.000 millones de dólares que otorgó al Departamento del Tesoro, dentro del Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP, por su sigla en inglés) al que se acogió.

El banco también acordó con las autoridades poner fin al compromiso que establecieron para compartir pérdidas generadas por activos problemáticos valorados en unos 250.000 millones de dólares.

Además, la entidad decidió otorgar a empleados, a partir de enero, acciones por valor de 1.700 millones de dólares en lugar de cantidades en efectivo que deberían recibir, precisó el banco.

El Departamento del Tesoro se propone vender a corto plazo acciones comunes que posee en la entidad por valor de hasta 5.000 millones de dólares y liquidar el resto, de forma ordenada en un plazo de entre seis y doce meses. Había convertido este año acciones preferentes en comunes por valor de 25.000 millones de dólares.

Ya hay más de 10 entidades de diversos tamaños que devolvieron el total o una parte del auxilio estatal.

Comentá la nota