El Citi en EEUU con respirador artificial

Volvieron los fines de semana sin descanso a Wall Street • Lo principal pasó por la serie de reuniones en las que se definía el futuro de Citigroup. • Anoche, lo único seguro era la intervención estatal en la legendaria entidad norteamericana. • Aparenta ser su única salida ante la caída de 60% en sus acciones la semana pasada.
Una alternativa anoche era crear un ente residual con todos sus activos tóxicos de manera de limpiar su balance. • Pero, ¿será el último rescate? Difícil que lo sea cuando las principales entidades, incluso las más veneradas en EE.UU., estaban bajo ataque. • Es que la recesión, más profunda de lo imaginado, derrite los activos de los bancos. • Inglaterra anunciará hoy una fuerte baja de impuestos por casi u$s 30.000 millones. • Anoche, la Bolsa de Tokio abría con alza de 2,7%. • Todo en mercados dependerá de cuanto suceda con el Citigroup, otro ícono norteamericano en las sombras.

Nueva York - Citigroup procuraba concretar anoche un acuerdo con el gobierno estadounidense para la creación de una estructura que le permita absorber buena parte de los activos comprometidos.

Según lo trascendido, la idea giraría en torno a la división de la entidad financiera con la creación de un banco malo o «bad bank», el cual absorbería los activos tóxicos del Citi. Esta división le permitiría borrar de su balance activos en problemas por miles de millones de dólares. Sin embargo, el plan habría tenido una fría recepción en el gobierno.

Actualmente a los inversores les preocupa que estos activos, que se encuentran atados a créditos hipotecarios, puedan implicar grandes pérdidas para la compañía que opaquen aún más el desgastado-balance. Un posible acuerdosentaría las bases para que el Citi absorba las pérdidas hasta cierto punto. Luego, el Estado cubriría el monto restante. Una fuente allegada a las negociaciones indicó que la nueva entidad financiera que surja a partir de la división contaría con activos por u$s 50.000 millones y que el monto que cubriría el Estado rondaría los u$s 100.000 millones y los u$s 200.000 millones.

Según «The Wall Street Journal» no está claro que el gobierno estadounidense tome participaciones del banco como retorno del soporte financiero. Algo que sí hizo cuando rescató a AIG, operación que implicó finalmente el uso de u$s 150.000 millones del dinero de los contribuyentes. Tampoco es seguro que éste financie la creación de la entidad financiera que resulte de la división del Citi.

En una reunión extraordinaria del directorio de Citigroup, se analizaba anoche el futuro cercano del banco. Como consecuencia de la caída de 60% sufrida la semana pasada en Wall Street, se consideran múltiples opciones. Uno de los aspectos tratados según el diario, fue el de la continuidad de la cúpula directiva. También se habló de vender buena parte de los activos comprometidos y hasta de una posible fusión.

Medidas como éstas tendrían como objetivo cambiar la imagen de la compañía frente a los inversores, de modo tal de poder torcer la tendencia que por estos días castiga duramente a los papeles del Citi.

El diario londinense recalcó que hasta ahora las declaraciones del presidente de la firma, Vikram Pandit, acerca de la capacidad del Citi para generar ingresos por u$s 100.000 millones anuales y del plan de urgencia empleado que implica un recorte de gastos por u$s 52.000 millones, no lograron cambiar el humor del los inversores.

Despidos

Durante el fin de semana los temores se intensificaron ya que el camino que actualmente transita el grupo resulta similar al vivido por Lehman Brothers días antes de declararse en bancarrota. Sin embargo, el apoyo ya recibido por el Tesoro estadounidense de la mano de los u$s 25.000 millones otorgados despejarían los problemas de solvencia.

La semana pasada Citigroup anunció que despedirá a otras 50.000 personas, con lo que en total recortará 75.000 puestos de trabajo y se quedará con 300.000 empleados. En el último año el holding perdió casi 80% de su valor bursátil.

Comentá la nota