Cistari renunció al cargo de director en el Hospital

Hoy será el último día de trabajo como director del Hospital Regional del médico Roberto Cistari, quien ayer afirmó públicamente que el presupuesto del nosocomio no le alcanzaba para comprar medicamentos. “Pasaba cuatro horas diarias explicándole a la gente por qué no le podía dar medicamentos”, señaló
Roberto Cistari asumió en el cargo el 21 de enero de este año, después de que José Luis Corominas comenzará a ejercer sólo como director del área Programática de la Zona Sur. Lo acompañaba Carlos Burton, como codirector.

Ayer, Cistari afirmó que la determinación de renunciar al cargo se debió a que “cuando no se puede dar respuesta a las cosas más simples que pide la población, te preguntás si lo que estás haciendo está bien y si sirve. Me lo he cuestionado realmente; esas preguntas nos las hemos hecho muchas veces”.

Sostuvo además que durante su gestión de nueve meses en el hospital tuvo varios “momentos críticos”, como “el tema de anestesia que gracias a Dios se pudo solucionar y no terminamos como ocurrió en otros lugares; después llegó el cuello de botella de los medicamentos”.

Afirmó que se podían dar respuesta a las demandas de medicamentos de los enfermos internados, pero no a los pacientes ambulatorios. “No tenemos gran medicación para el paciente ambulatorio; de hecho sino fuera una gran ayuda que nos está dando la Municipalidad con algunas recetas, hoy no tendríamos medicamentos para el paciente ambulatorio. Hoy la medicación para ellos es el 20 por ciento de lo que deberíamos tener. Incluso se llegaron a comprar medicamentos carísimos que no llegaban para Provincia y se llegaron a comprar medicamentos de 50 y 60 mil pesos para un solo paciente. A mí me preocupa mucho la medicación de esa persona y me preocupa también la medicación de esa persona que va a buscar aspirinetas y no tengo”.

En este contexto indicó que la compra de medicamentos se realizó con recursos propios que ingresaban a través del arancelamiento de servicios, aunque aclaró que actualmente el hospital posee una deuda importante. Tras describir el panorama de crisis del nosocomio, sostuvo que “creo que no se comprendió la importancia que tiene el Hospital Regional en cuanto a su inserción en la vida de Comodoro Rivadavia”, y mencionó a la secretaria de Salud, Graciela Di Perna, como una de las funcionarias que –a su parecer- no había comprendido la importancia de la institución.

También reconoció que el gobierno provincial ha realizado inversiones “muy importantes fuera del hospital en lo que es la atención primaria y la inversión; pero el Hospital Regional sigue marchando porque tiene una especie de piloto automático, que hace que siga marchando más allá de las inversiones, pero hay que entender que hay servicios que no pueden seguir funcionando sin inversión”.

Comentá la nota