Una cirugia de corazón poco frecuente en el mundo se realizó en Resistencia

El equipo de cardiología y cirugía cardiovascular del Sanatorio Güemes (Instituto Cardiovascular del Chaco), realizo días atrás una cirugía de corazón de una cardiopatía congénita cuya frecuencia de aparición es sumamente rara en la literatura mundial.
Se trata de una anomalía en la formación de los vasos (arterias) que dan circulación a los músculos del corazón, es una enfermedad congénita que afecta a uno de cada 300.000 nacidos vivos de los cuales menos del 10% llega a la edad adulta.

Una arteria coronaria izquierda anómala es un problema que ocurre cuando el corazón del bebé se está desarrollando a nivel gestacional, a comienzos del embarazo. Los vasos sanguíneos que se están desarrollando en el corazón no se conectan correctamente en su origen (aorta).

En el corazón normal, la arteria coronaria izquierda empieza en la aorta, el vaso sanguíneo mayor diámetro que lleva sangre oxigenada del corazón al resto del cuerpo.

En los niños con ALCAPA, siglas que identifican esta enfermedad en inglés, la arteria coronaria izquierda nace en la arteria pulmonar, en vez de la aorta, llevando de esta forma sangre desoxigenada al corazón.

Cuando la arteria coronaria izquierda empieza en la arteria pulmonar, lleva sangre desoxigenada al lado izquierdo del corazón. Cuando el corazón no recibe suficiente oxígeno, empieza a morir el músculo afectado, una situación que lleva a un ataque cardíaco en la mayoría de los bebés en los primeros meses siendo esta la razón por la cual es raro que lleguen a edades adultas.

Una afección conocida como “robo coronario” causa daño posterior al corazón en los bebés con ALCAPA. La baja presión en la arteria pulmonar hace que la sangre de la arteria coronaria izquierda anormal fluya hacia la arteria pulmonar en lugar de fluir hacia el corazón. Esto ocasiona menos sangre y oxígeno hacia el corazón, lo cual lleva las complicaciones más frecuentes durante los primeros años de vida: trastornos del ritmo y agrandamiento del corazón, ataque cardíaco pudiendo llegar a la muerte súbita. Sin tratamiento la mayoría de los bebés no sobreviven el primer año de vida.

El procedimiento quirúrgico se realizo con éxito en una paciente de sexo femenino de 41 años en la que además presentaba otra cardiopatía congénita asociada corregida previamente en dos oportunidades que por lo general se asocian el ALCAPA en un 50%; se trata de un comunicación entre las aurículas (CIA). Como para hacer un poco más difícil el procedimiento en el mismo acto se le cambio una de las válvulas del corazón (Mitral), ya que el nacimiento anómalo de la arteria coronaria izquierda trajo como consecuencia una insuficiencia funcional de dicha válvula.

Trabajo científico en desarrollo

El equipo de cardiología del Instituto Cardiovascular del Chaco (Sanatorio Güemes) se caracteriza por realizar intervenciones innovadoras a nivel mundial ya que se encuentra a más de dos años en un proyecto científico que consiste en el implante de células madres antólogas de medula ósea en el músculo cardíaco para aquellos pacientes en donde no quedan alternativas terapéuticas de revascularización miocárdicas (by pass o stent coronarios) o donde el tratamiento médico ya no es efectivo, siendo el objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Si bien es prematuro aventurar resultados positivos a largo plazo, ya lleva 4 pacientes realizados con éxito y resultados preliminares satisfactorios, destacó el director del Instituto Cardiovascular.

Comentá la nota