Circunvalación: menos verde por la falta de agua

Las zonas más perjudicadas son las que tienen más ripio. En esas superficies se aumentó el tiempo de riego para recuperar la vegetación de la chepica.
El anillo verde de la Avenida Circunvalación ya no mantiene ese calor íntegro en su parquización. De a poco, el amarillo comenzó a acaparar varios sectores de la carretera que interconecta a la provincia. Una de las razones principales de esta mutación tiene que ver con la escasez de agua que padece la provincia (NdR: Este mes registró uno de los peores periodos hídricos en la última década debido a la baja precipitación nivea de la temporada invernal).

"La falta de agua se manifiesta a través del pasto amarillo", explicó Lucio Gómez, director del Programa Provincial de Espacios Verdes y encargado de la parquización de la Circunvalación.

Otro de los factores que incide en este "amarillamiento" es que "hay muchos lugares con ripio compactado y, por lo tanto, son zonas que tienen poca capacidad de retención de hídrica", comentó Gómez, y agregó que las partes más damnificadas son las del sector norte de la avenida, mientras que las menos secas son las zonas de Santa Lucía.

Por eso, desde la entidad responsable comenzaron a trabajar en el tema a través del aumento de riego en las partes afectadas. Mientras antes el riego era durante 51 minutos diarios, desde hace un par de semanas se incrementó a 90 minutos.

"El año pasado también sucedió lo mismo, pero la situación se equilibró con las lluvias que hubo, cosa que no sucedió este verano", contó Gómez.

Dentro de este panorama, en el que sólo se vio perjudicada la chepica, lo positivo es que los árboles se mantienen en buenas condiciones ya que no se secaron. "Esto sucede porque estos ejemplares tienen raíces más profundas mientras que el pasto no", argumentó el responsable de cuidado del gran anillo.

Por el momento no se tomarán otras medidas ya que esperan que en febrero mejoren las condiciones climáticas y beneficie la parquización.

Comentá la nota