Un circuito europeo para evitar los zarpazos buitres

Un circuito europeo para evitar los zarpazos buitres
De a poco, el Banco Central está montando una estrategia anti fondos buitre. La idea es desplazar al dólar de las operaciones con los bancos y reemplazar la moneda norteamericana por euros.
La autoridad monetaria quiere armar un circuito alternativo con las entidades financieras, al momento de comprarle o venderle divisas, que incluye a plazas como Londres. París y Basilea.

El objetivo es que no pasen por las cuentas del BCRA en Nueva York, donde pueden caer bajo las garras de los buitres, en caso de que finalmente el Fondo del Bicentenario se aplique tal como está.

La resolución ya despertó reclamos por parte de los bancos porque la mayoría de las instituciones precisa dólares en lugar de euros. Igual, durante la rueda de ayer se negociaron 40 millones de euros.

Hasta ahora, el organismo dirigido por Martín Redrado solía depositar los dólares operados con los bancos en Nueva York, pero desde el embargo de los fondos buitre transferirá la plata directamente a Europa. Primero a una cuenta en París o Londres y después a Basilea.

¿En qué cambia la operatoria? Cuando una entidad le compra al Central 20 millones de dólares, la autoridad monetaria le girará el equivalente en euros, según se desprende de la comunicación B 9.741 implementada ayer. La comunicación oficial causó revuelo en los bancos.

"Esto traba la operatoria porque muchos bancos necesitan euros y no dólares. Y después tienen que hacer arbitrajes para traer dólares", se quejó un financista a este diario. Lo hace porque ahora que perderán dinero cuando realicen el cambio del euro al dólar. Actualmente en el 96% de las transacciones se utiliza el billete verde.

Redrado sabe del reclamo de los ejecutivos, pero reconoce que "hay que educar a los mercados". También señala que si el Fondo se implementa tal cual se diseñó, la Justicia de Estados Unidos va a fallar a favor de los fondos buitre. Ante este escenario, el Central utilizará lo menos posible la cuenta en Nueva York, después que la semana pasada el Juez Thomas Griesa aprobara el embargo por 1,7 millones de dólares.

Comentá la nota