Cipolini reconoció que para el futuro de Sáenz Peña hay que terminar con los desencuentros políticos

El intendente Gerardo Cipolini (Alianza Frente de Todos) aseguró que Presidencia Roque Sáenz Peña tiene un abanico de posibilidades de crecimiento en el futuro, pero admitió que los enfrentamientos políticos no conducen a nada. En consecuencia, dijo que se debe tener una buena relación con los gobiernos provincial y nacional para afrontar las demandas de la comunidad.

A sólo dos años del centenario de la termal, el intendente no dudó en señalar que "con esfuerzo, dedicación, lucha, gestión, pero sobre todo con plena convivencia política, se pueden alcanzar los sueños de tener una ciudad luz, en progreso y desarrollo", manifestó en una visita a NORTE.

"Los desencuentros políticos se tienen que terminar, porque la realidad nos muestra que no nos han llevado a ningún punto de donde la comunidad salga beneficiada de esto", manifestó. En este sentido, consideró que un gobierno comunal "debe tener buenas relaciones con el provincial y también con la Nación, porque solos no podemos enfrentar las realidades que son crudas, con una población que demanda atenciones, que demanda soluciones y los recursos son escasos", indicó.

De su encuentro con el gobernador Jorge Capitanich el viernes último en Sáenz Peña, Cipolini sostuvo que "fue cordial, creo que muy productivo porque la sociedad demanda este tipo de encuentros, donde las camisetas políticas queden a un lado, sin renunciar cada uno a sus convicciones, pero sí renunciando a actitudes mezquinas que nos enfrentan, eso es lo que pretende que pongamos en la mesa, la necesidad de un diálogo sincero, con el objetivo de que la comunidad se beneficie", expresó.

A ese encuentro, asistieron --además-- el ministro de Infraestructura Omar Judis y funcionarios de esa área, y el presidente del Concejo Luis Peche, entre otros.

Una provincia con proyección

El mandatario comunal hizo hincapié en el lugar estratégico que tiene Sáenz Peña desde el punto de vista geopolítico, motivo por el cual consideró que "si el Chaco quiere tener proyección, no debe olvidar a Sáenz Peña, porque nuestra ciudad tiene a menos de 100 kilómetros a la redonda a más del 50% de la población, partiendo desde Presidencia de la Plaza, girando por Villa Angela, Charata, Pinedo, Pampa del Infierno y Castelli, lo cual indica que es gravitante todo lo que acá suceda".

Celebró que la calidad educativa va creciendo con la apertura de la Universidad Nacional del Chaco Austral, las carreras terciarias, las universidades a distancia, los profesorados, "porque elevan el nivel cultural y educativo de nuestra gente", y abogó por la solución del problema principal de Sáenz Peña, que es el agua".

Además, puso énfasis en las obras de infraestructura, como el electroducto NEA-NOA, que "van a dar una importante solución a la región; pero no debemos olvidarnos de pelear por el gas, porque eso permitirá a nuestra zona tener un combustible barato, que propiciará el desarrollo y la inversión privada", manifestó.

Comentá la nota