Cinco muertes revelan fallas en el funcionamiento judicial.

Cinco muertes revelan fallas en el funcionamiento judicial.
Los técnicos y algunos abogados dicen que el actual sistema judicial puede colapsar a pesar de los esfuerzos que realiza el gobernador Daniel Scioli por revertir la situación. En Colón relatamos el final de cinco muertes y el cierre de dos expedientes judiciales. En nuestra ciudad, como en el resto de los 134 distritos, miles de causas judiciales pasan a archivo. Si uno se detiene a analizar cada uno de ellas, todas tienen la misma cantidad de folios...
Nunca fueron investigadas y nunca se investigarán, salvo un acontecimiento fortuito que lleve a desempolvarlas. La mayoría de ellas son ilícitos menores (hurtos, robos, agresiones) que para quien no la sufre es un número en una estadística, pero para la víctima, es un capital de años de trabajo (ciclomotor, moto, bicicletas, televisores, herramientas).

El ciudadano común se siente desamparado y confundido por lo que es una gran máquina burocrática que muchas veces actúa como en compartimientos estancos. Demasiados vericuetos legales y poca investigación con los pies en el barro, la tierra o gastando la suela en el asfalto.

Hay jueces de Garantías, fiscales, instructores judiciales, policías de investigación, policías comunales, Policía Buenos Aires 2, Policía Bonarerense, Foro Juvenil -entre otras cosas-

Una fuente nos señaló: "no debemos olvidar que siempre y sin excepción la fuerza de la realidad siempre obliga a cambiar y en democracia lo que no funciona o lo hace mal. Usted recuerda el Servicio Militar Obligatorio -es un ejemplo práctico- de un día para otro tuvimos una etapa superadora y que la población anhelaba".

Dos casos emblemáticos en Colón

Para demostrar situaciones no hay nada mejor que buscar ejemplos contundentes que seguramente se repiten a través del tiempo. Hace un tiempo, Colón Doce trató de cerrar una historia y se encontró que el expediente judicial 4/4791, había literalmente desaparecido de la Departamental Judicial Pergamino.

En este caso correspondía al Juzgado de Transición del ex juez Dr. Emil Jalil. El caso judicial investiga la muerte de los hermanos Miguel, Antonio, Elisa y Juan Plencovich. Los septuagenarios aparecieron muertos en la casa ubicada en el centro del campo de su propiedad.

Según una investigación llevada adelante por Colón Doce, la causa judicial había pasado a archivo y posteriormente fue reabierta. Un comisario retirado desde hace varios años habría sospechado sobre las verdaderas causas de la muerte de estos cuatro ancianos.

El expediente judicial desapareció misteriosamente y no se encontraría ni siquiera en Pergamino Los hermanos Ple- ncovich fueron hallados muertos el 28 de abril de 1996. La ciudad de Colón se convulsionó.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue del Hospital Municipal. El Dr. Mario Pilotti realizó la correspondiente autopsia. La certificación médica señalaría muerte por inhalación de gas tóxico.

Conforme a la investigación llevada adelante por la policía, la causa habría sido el escape de gas de una hela- dera que funcionaba a garrafa.

Los hermanos habrían muerto mientras dormían y al ser encontrados, hacia varios días que habían fallecido. En el ambiente los policías, médicos y ambulancieros debieron trabajar con un fuerte y nauseabundo olor.

Los canarios

La investigación de Colón Doce para reconstruir el episodio es titánica. La casa donde aparecieron muertos tendría tres dormitorios, una cocina, baño y comedor.

Los hermanos Plencovich no tenían familiares en Colón y habrían sido llevados para su velatorio y posterior inhumación a Rojas por el único familiar que viviría en la vecina ciudad (sería un sobrino).

El campo donde murieron era propiedad de los Plencovich y tenía una superficie de 150 hectáreas que al valor actual más de un millón y medio de dólares.

En el galpón del campo había una camioneta Ford 0 kilómetro y además no pudo ser confirmada por este Semanario una cuenta bancaria.

Los hermanos habrían muerto sin darse cuenta mientras dormían.

Los policías certificaron que no había signos de violencia, sin embargo Elisa Plencovich habría sido hallada con una pierna flexionada contra el piso (a manera de querer bajarse) y la mano sobre la cara, como si hubiera querido defenderse de alguien. Las pericias se iban a realizar para determinar si el gas que había en la garrafa alcanzaba estando una puerta abierta para matar a los cuatro ancianos.

Según se pudo averiguar a la entrada de la cocina, habría varios canarios enjaulados. Los mismos al llegar la policía estaban vivos ¿No los afectó el gas?.

La desaparición

De aduerdo a los datos reunidos por Colón Doce los hermanos Plencovich fueron encontrados muertos en el campo de Colonia San Martín, ubicado a 45 kilómetros de Colón, el 28 de abril de l996. En la sustanciación de la causa actúo el fiscal Juan Gracia.

Los datos reunidos indicaban que la muerte había sido debido a la inhalación de gas. En la casa no había signos de violencia, estaba cerrada y las ventanas tendrían las persianas bajas. Otro dato es que no faltaba ningún elemento de valor. El 29 de agosto de 1996, en la causa judicial reunidas todas las pericias y sin ninguna sospecha sobre un múltiple homicidio pasa a archivo judicial.

Por trascendidos reunidos, la policía habría recibido indicios de sospechas sobre la posibilidad de que la causa de la muerte no se habría debido a la inhalación de gas tóxico.

De esta manera, se habrían ordenado nuevas pericias en la vivienda donde aparecieron los cadáveres, que posiblemente habrían dicho que el contenido de la garrafa no habría alcanzado para matar a los hermanos Plencovich.

La causa judicial expediente 4/4791, fue remitida a Técnica Policial de la ciudad de La Plata. La salida del expediente está marcado con la fecha 18 de febrero de 1997. Los resultados por lo que se podría determinar la causa de la muerte de los hermanos Plen- covich jamás se habría realizado.

La causa judicial nunca habría regresado a Pergamino y si regresó (no se sabe porque motivo) el expediente quedó "girando en el aire" sin poder ser encontrado. La nebulosa se apodera del caso: cuatro muertes, sospechas, una millonaria herencia y un expediente desaparecido ¿No son demasiadas coincidencias?

Caso Matcovick

Una causa judicial por asesinato fue caratulada como suicidio por los fiscales. La perseverancia de este medio y la venida de un nuevo comisario que empezó una profunda investigación determinó con las pericias que se trató de un homicidio en ocasión de robo.

Patricio Matkovic fue asesinado el 31 de diciembre de 2000 en la estancia "El Porvenir" propiedad de la familia Baños. Todo indica que varios delincuentes ingresaron con fines de robo (buscaban dinero) y se encontraron imprevistamente con la víctima. Hubo un forcejeo y el viejo pistolón se disparó impactando en el cuerpo del "improvisado" cuidador.

Matkovic falleció desangrado tratando de alcanzar la bomba de agua.

No existen dudas que el muchacho fue la primera víctima colonense de la inseguridad rural y de grupos de delincuentes que recorren los predios rurales y viven de la rapiña a las viviendas y el cuatrerismo

El caso fue a juicio oral y público siete años después. Los fiscales en juicio debieron retirar las acusaciones. Entre otras cosas, el Comisario que investigó la causa judicial y que declaró había sido exonerado de la fuerza tiempo atrás, y no recordadaba nada de los sucedido o muy poco.

Casos como los relatados y que pasaron en nuestra jurisdicción deben multiplicarse en el conubano bonaerense o en ciudades importantes e incluso en nuestra Departamental

¿La pregunta es si algo no funciona se debe mantener? ¿Se debe quemar todos los bosques poniendo las brasas fuera de la parrilla?..

Comentá la nota