Cinco grandes constructoras pulsean por la segunda parte

Cinco grandes empresas constructoras de la Argentina se presentaron en la licitación de la segunda parte de la obra del Acueducto del Río Colorado, una obra que estuvo cargada de polémica y sospechas de corrupción desde su anuncio en el año 1998. La obra tiene un presupuesto de 320 millones de pesos.
e abrieron los sobres Nº 1, con el seguro de la oferta y la parte técnica. La oferta económica se abrirá en un segundo acto en fecha a determinar.

La empresa Skanska compró el pliego pero no ofertó. La empresa sueca fue la que terminó la obra en UTE con Techint cuando Gualtieri no pudo terminarla: la empresa no tenía capacidad técnica para esa obra ni capital suficiente.

Después en Skanska estalló un escándalo: una auditoría detectó que sus directivos coimearon a funcionarios pampeanos por esa obra. Aún no se sabe si los coimeados fueron funcionarios del ex gobernador Rubén Marín o del ex gobernador Carlos Verna.

Siga, siga

Para la segunda parte, esta vez se presentaron Techint (que en sociedad con Skanska terminó la primera parte cuando el empresario Victorio Américo Gualtieri tuvo que dejar la obra), Supercemento SAIC, Electroingeniería S.A., Dycasa y Riva S.A. (la empresa que construye la ciudad judicial).

Mientras Techint presentó su oferta en solitario, Supercemento va en UTE con Constructora OAS; Electroingeniería, con JCR S.A.; Dycasa, con Isolux, y Riva, con Esuco S.A.

El gobernador Oscar Jorge ensalzó la importancia que tiene para La Pampa la continuación de las obras del Acueducto del Río Colorado. "Es importante continuar con esta obra por la limitante de agua que tenemos en la provincia -dijo-; tenemos flúor, arsénico en cantidades, con lo cual la continuidad del acueducto va a llevar solución a estos problemas en el interior de nuestro territorio", dijo.

La obra tiene una extensión de 140 km. Llevará servicio de agua potable a las localidades de Winifreda, Eduardo Castex, Monte Nievas, Metileo y General Pico. Tiene un presupuesto oficial que está en el orden de los 320 millones de pesos con un plazo de ejecución de aproximadamente 750 días.

Añadió que la obra lleva consigo la instalación de la fibra óptica por la traza del acueducto "con la llegada a General Pico con toda la trascendencia que tiene para el control y manejo del acueducto, pero también para brindar servicio en comunicaciones a las distintas comunidades".

Recordó que en agosto del año anterior, con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro Julio De Vido, se firmó el acuerdo por el cual la Nación financia el nuevo tramo del emprendimiento. "En sólo diez meses prácticamente se han realizado todos los trámites en Nación, se ha formulado directamente todo lo necesario para el llamado a licitación de este tramo. Quiero destacar además del agradecimiento a la presidenta de la Nación por financiar esta obra tan importante para nosotros, la excelente predisposición de las áreas de Planeamiento y de Obras Públicas y particularmente de la administración general del ENOSA, con la que hemos tenido contactos permanentes".

Independientemente -completó- "el Ministerio de Economía del Gobierno Nacional va a intervenir directamente en el financiamiento previsto en esta obra que es compleja, es indudable que va a llevar su tiempo pero vamos a tratar de acelerarlo como lo hemos hecho hoy posibilitando la apertura de la licitación".

La obra fue adjudicada por primera vez en el año 1998 al empresario Victorio Américo Gualtieri en 138 millones de dólares, aunque su presupuesto fue de 183 millones. Antes una comisión técnica dejó afuera a las empresas más capacitadas para construir acueductos: Techint, Roggio, Supercemento y Dycasa.

Preveía llevar agua desde Pichi Mahuida hasta General Pico. A los pocos meses hubo una ampliación y se llevó el costo a 183 millones de pesos-dólares.

Gualtieri no pudo terminarla. Y la contratación con Techint-Skanska (no hubo licitación) se hizo hasta Santa Rosa.

Comentá la nota