Cinco condenas más por delitos electorales

El juez Electoral Raúl Guillermo Cerda emitió cinco nuevos fallos condenatorios por los desordenes que se desarrollaron durante la histórica elección provincial de 2003, cuando militantes y dirigentes peronistas evitaron la continuidad de la jornada cívica que, ante la quema de urnas y diversos disturbios en las escuelas donde debía sufragarse, terminó suspendiéndose. Se trata de la sexta causa por delitos penales electorales que resuelve el Juzgado a cargo de Cerda. Esta vez, la sanción judicial recayó en cinco mujeres del departamento Fray Mamerto Esquiú que causaron diferentes disturbios en la escuela de San Antonio.

El magistrado señaló que se hizo lugar a la presentación realizado por el abogado defensor Víctor Pinto, quién solicitó una probation (suspensión de juicio a prueba) por el supuesto impedimento al derecho de sufragio y destrucción de urnas.

La pena consiste en realizar tareas de mantenimiento y limpieza en la Casa de la Cultura de Fray Mamerto Esquiú; el depósito de $100 cada una; y la obligación de cursar de forma regular y aprobar durante el ciclo lectivo 2010 la materia Formación Ética Ciudadana. Lo harán en el turno nocturno de la escuela para no entorpecer sus actividades cotidianas. A fin de año deberán presentar la constancia o certificado correspondiente por la aprobación de la materia", comentó Cerda a El Ancasti.

A su vez, el dinero depositado por las imputadas tendrá un fin específico. "La totalidad de los $500 deberá ser depositada en la cuenta bancaria de la Asociación Conciencia, que siempre participa en todo proceso electoral difundiendo los principios democráticos", acotó el juez.

Comentá la nota