Más cifras polémicas del INDEC: hay 1,5 millón menos de pobres

Ahora, 5,5 millones de personas padecen esa situación, de los cuales 1,6 millón serían indigentes. Sostiene que la situación mejoró en el conurbano pero se estancó en Capital y Rosario. Para privados e Iglesia, la pobreza está en el 35%.
Aunque la percepción social marca otra cosa, para el INDEC la pobreza y la indigencia no dejan de bajar y de manera acelerada: ahora habría 1,5 millón de pobres menos que un año atrás.

Eso se debe a que, para la estadística oficial, en el último año, los precios de los alimentos básicos no aumentaron, el desempleo creció poco y los ingresos de los asalariados, jubilados y autónomos aumentaron significativamente. Así, esta supuesta mejoría ayudó a que más hogares y personas salieran de la pobreza y de la indigencia.

Según el INDEC, la pobreza bajó del 17,8% en la primera mitad de 2008 al 15,3% en la segunda mitad del año pasado y ahora vuelve a caer al 13,9% de la población en la primera mitad de 2009.

Esto significa que de 7 millones un año atrás, ahora habría 5,5 millones de pobres.

También se redujo la indigencia: bajó del 5,1 al 4,4% y ahora al 4,0%. De esta manera, ahora de los 5,5 millones de pobres, 1,6 millones serían indigentes.

El INDEC señala que estos números "reflejan la continuidad de una pendiente descendente de las tasas que se inicia en el primer semestre de 2003".

Las mediciones privadas marcan lo contrario: que la indigencia y la pobreza no solo vienen creciendo desde mediados de 2007 sino que además se ubican en la actualidad entre el 30 y 40% de la población: entre 12 millones y 16 millones.

El área que mide en el INDEC estos indicadores sociales ¿Encuesta Permanente de Hogares (EPH)¿ fue "intervenida" a mediados de 2007 cuando desplazaron a su Directora, Cynthia Pok, y a los principales técnicos por denunciar las manipulaciones estadísticas. A partir de entonces los informes sobre pobreza e indigencia cayeron "bajo sospecha".

Por el peso en el total de la encuesta, la reducción de la pobreza habría tenido su epicentro en el conurbano bonaerense, con una caída mayor al promedio, algo que también resultaría contradictorio con la realidad social.

Según el INDEC, en el GBA la pobreza bajó del 19,9% y la indigencia pasó del 5,6 al 3,8%, ubicándose así por debajo del promedio nacional.

En la Ciudad de Buenos Aires (gobierna el PRO), la pobreza se habría mantenido en el 7,3%, pero la indigencia habría crecido del 2,3 al 2,5%.

La caída de la pobreza se habría dado en los 31 aglomerados que releva el INDEC, con excepción de Rosario (gobierno socialista), San Nicolas-Villa Constitución, Neuquén y Comodoro Rivadavia.

La mayor pobreza se registra en la región Noreste, con la ciudad de Resistencia a la cabeza con el 26,3%.

En la otra punta estaría la Región Patagónica, con Río Gallegos con el menor nivel de pobreza: apenas el 1,3% y casi sin indigentes (0,4%).

Donde más cayó la pobreza es en el Norte del país: en el Noreste (Corrientes, Formosa, Resistencia y Posadas) bajó del 32,8 al 25,6%. Y en el Noroeste (Catamarca, Tucumán, Jujuy, La Rioja, Salta y Santiago del Estero) se redujo del 28 al 20,8%.

Así, la supuesta mejoría social habría tenido lugar en las regiones más pobres del país.

El INDEC aclara que es mayor el porcentaje de personas que de hogares pobres se debe a que "los hogares pobres tienen más miembros que los no pobres".

Comentá la nota