Cifras oficiales: suman 70 mil los muertos por el terremoto

Cifras oficiales: suman 70 mil los muertos por el terremoto
Estiman que las víctimas totales rondarían las 100 mil. Hasta el momento, del total de fallecidos, sólo 5 mil no vivían en la capital haitiana. Los muertos son enterrados en fosas comunes
El primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, confirmó que, hasta el momento, enterraron 70 mil víctimas fatales del sismo que devastó el país, el martes pasado. El grueso de los fallecidos vivía en la capital, Puerto Príncipe.

Sólo 5.000 personas que perdieron la vida no residían en la capital haitiana. Asimismo, de los 65.000 cadáveres recogidos en Puerto Príncipe, apenas 7.530 fueron enterrados en el cementerio nacional, que ya no tiene más capacidad.

En tanto, Bellerive volvió a aventurar que cree que la cifra total podría llegar a 100.000 muertos. Ocurre que el personal que está a cargo todavía no llegó a recorrer zonas de la capital y sus alrededores que sufrieron daños masivos.

"Hasta que lleguemos a las zonas marginales, donde vive el grueso de la población no sabremos'' el número exacto, afirmó Bellerive. En los primeros días de la tragedia, los fallecidos eran envueltos en sábanas blancas y rosadas, mientras que a casi una semana del sismo los familiares dejan que los empleados del gobierno se los lleven, precisó el diario El Nuevo Herald.

Para Bellerive "la gente no se da cuenta que hemos tenido que recoger 70.000 cadáveres en cinco días". "Creo que ningún país está preparado para eso'', subrayó.

Por su parte, el director de la empresa constructora de carreteras de Haití, Jude Celestin, informó que sus choferes inicialmente realizaron un conteo de las víctimas con cámaras y cuadernillos, pero después de recoger mil cadáveres, "el sistema no funcionó más porque la gente comenzó a lanzar los cuerpos a la pala de las excavadoras".

A su juicio, en total "son mucho más'' de 70.000 las víctimas. En tanto, el alcalde de Puerto Príncipe, Jean--Yves Jason, explicó al matutino latino que después del terremoto "las autoridades dedicaron varias horas a discutir cómo manejar el asunto de los fallecidos".

"La situación se hizo apremiante porque los cadáveres comenzaron a descomponerse y a oler mal. Enfrentábamos la situación de tener que dejarlos en la calle a que se pudrieran, nadie pudiera identificarlos y enfermaran a los demás. En medio de un desastre así, salvar a los que quedan vivos es lo más importante'', opinó el funcionario.

En ese sentido, explicó que "el terremoto destruyó muchas tumbas. Lo que tuvimos que hacer fue crear fosas comunes''. "No decidimos a propósitos convertir las tumbas en fosas comunes, pero era la solución más simple y rápida para sacar los cadáveres de las calles'', analizó.

Comentá la nota