En un mes, la cifra de campos quemados igualó la media anual

Preocupa el incremento de focos de fuego que se detecta durante en los fines de semana. Sólo en agosto se registraron 400 siniestros. La sequía y el viento agravan todo. Realizan pericias en La Florida.
Las estadísticas llevan a imaginar que si se mira la provincia desde el cielo tendrá el aspecto de una inmensa brasa ardiente. La cantidad de focos de incendio detectados en los campos tucumanos durante esta zafra ya supera por lejos lo que ocurrió en años anteriores. Las últimas dos grandes quemas de cañaverales (en La Florida, el domingo, y en Los Ralos, hace dos semanas) son solamente botones de muestra de una situación que parece estar fuera de control a pesar de la intervención de la Justicia y de la Policía.

Durante agosto se detectaron unos 400 focos de incendio en cañaverales, casi la media anual de 450 siniestros calculada por el INTA con mediciones satelitales desde 2003, según informó el secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván. Si se suman los 160 detectados en julio, los 23 de junio y los que se produzcan en lo que queda de la zafra, se superará los 600, según calculó el funcionario.

Pero esto no es todo. A esta situación hay que agregarles los incendios en pastizales y montes bajos. Durante agosto (el mes más crítico) se produjeron al menos 300 siniestros. "En total, en agosto hubo más de 700 focos, una cifra impresionante", expresó.

El funcionario dijo que son varios los factores que inciden en esta situación. Por un lado, el clima. "Tuvimos un otoño cálido, que aceleró la maduración de la caña. En el invierno se produjeron heladas y estamos pasando una gran sequía. Esto es suficiente para complicar la situación. Pero también hay que agregarle un problema muy arraigado: la cultura de la quema. En la provincia se quema todo: basura, pastizales, cañaverales... Esto genera un cuadro complejo. Por eso estamos haciendo hincapié en concientizar a los tucumanos de que no hay que quemar", afirmó.

Una tendencia que se viene notando en lo que va de septiembre es que se incrementaron los incendios durante los fines de semana. El director de Defensa Civil de la provincia, Fernando Torres, informó que entre el sábado y el domingo se detectaron 16 focos, cuando la media venía siendo de entre 10 y 12.

El jefe de Bomberos de la Policía, comisario Raúl Lobo, coincidió con Torres y arriesgó dos hipótesis sobre este incremento: "Por un lado, estamos al final de la zafra y seguramente hay gente apurada por cosechar. Además, deben pensar que los controles se relajan durante el fin de semana, pero esto no es así. De todos modos, la sequía y el viento están complicando la situación. No siempre es el productor el que quema. Ocurrió varias veces que el fuego se inició en pastizales, el viento cambió e ingresó en la fincas".

Investigación

Mientras tanto, la Policía y la Justicia continúan investigando las causas del incendio que se produjo el domingo en La Florida y que obligó a evacuar a seis familias. El jefe de la Regional Este, comisario Luis Abel Soria, expresó que la fuerza está trabajando para establecer si el incendio fue intencional. No descartó que si esto se comprueba en las próximas horas pueda haber detenidos.

Los policías recorrieron la zona en búsqueda de pruebas. Hablaron con los vecinos y Criminalística inició las pericias para determinar dónde se inició el incendio, por pedido del fiscal de turno, Alejandro Noguera, que instruye la causa.

El fiscal comentó a LA GACETA que también ordenó que se identifique a los propietarios de la finca donde se produjo el incendio. "Todavía no tenemos la evaluación del daño total que generó el siniestro", explicó y también sostuvo que las condiciones ambientales no jugaron a favor: había mucho viento, lo cual ayudó a que el fuego se extendiera. Si se prueba que el incendio fue intencional, Noguera no descartó que pida la detención de los responsables.

Alperovich pidió colaboración a los cañeros

El gobernador José Alperovich pidió ayer a los propietarios de fincas que colaboren para evitar que se sigan produciendo incendios. Además, calificó la situación como muy preocupante. "Hace falta la responsabilidad de todos, porque si no ayudan los dueños de los campos, qué podemos hacer nosotros. Uno anda en el helicóptero y ve que siguen quemando y esto es grave", manifestó el mandatario provincial en declaraciones a la prensa.

Comentá la nota