"Es cierto que me agredieron, pero hay que sumar y no restar"

El empresario Miguel Paglia, a quien el gobernador confió la tarea de coordinar --con carácter ad honorem-- las acciones civiles contra el dengue en Charata, confirmó ayer que fue agredido físicamente por personas que salieron del municipio local; pero le restó importancia al incidente porque "en este momento hay que sumar, no hay que restar".
Paglia, en declaraciones a FM Universidad, dijo que el gobernador le pidió que se ocupara del tema "con el interés de que lo hiciera como empresario privado, sin la burocracia ni las vueltas de un municipio. La gente en Charata se viene quejando porque el trabajo de fumigación no sirve para nada, y entre todos nos asesoramos para que nos enseñen a hacer el trabajo. El gobernador manda los elementos que venimos pidiendo, y llegó una cantidad impresionante de gente para ayudar, y así salimos barrio por barrio para relevar la situación".

Sin fondos

"En todo esto hay una situación difícil, porque una de las condiciones para aceptar esto fue no tener que manejar dinero, porque no me interesa ni quiero, porque la gente que maneja dinero del Estado está mal vista; así que el gobernador aceptó y me envía lo que le pido. Yo no tengo nada que ver con ningún partido, tengo sólo la camiseta de mi familia, mi pueblo y mi empresa", explicó.

Sobre lo ocurrido, opinó que el gobernador "trata de ayudar a la gente, y me da la impresión de que en mi municipio no se hace del mismo modo. O son incapaces, y quizás pensaron que la mejor manera de impedirme hacer las cosas era hacer que algunas personas de la municipalidad salieran a pegarme. No es algo que me afecte ni que me vaya a dar vuelta".

El empresario confirmó que fue golpeado y que incluso tiene un brazo muy dolorido por la agresión sufrida, aunque insistió en minimizar lo ocurrido. "No importa, yo voy a seguir trabajando. No me interesa identificar a nadie, aunque puedo decir perfectamente quiénes fueron. Creo que acá tenemos que sumar, no hay que restar", dijo. "La intención que tengo es ayudar a mi pueblo y a mi familia", reiteró.

Sobre la situación en Charata, dijo que "si uno llama por teléfono al azar a cualquier número, va a ver que la gente se da cuenta de que se está trabajando en serio. Mi familia ya me pidió que dejara todo esto, porque no estamos acostumbrados a estas porquerías de manifestaciones y basuras que se hacen; pero me parece que dejar es defraudar a la gente de mi pueblo, y por lo tanto no voy a dejar", dijo.

Comentá la nota