Cierre y emotiva celebración en el Día de Santa Cruz.

Cerró ayer dejando un balance positivo. Destacada participación de la provincia que el sábado tuvo su día.
Sobre el epílogo de la Feria Internacional del Libro, Santa Cruz tuvo su día en uno de los mayores encuentros de su tipo. La edición 2009 de la "Fiesta del Libro" culminó ayer luego de varios días de intensas actividades con una muy buena performance y una convocatoria que crece año a año.

La provincia de Santa Cruz vivió el sábado pasado su día en la 35ª edición de la Feria del Libro en Buenos Aires. La Subsecretaría de Cultura presentó cinco libros de autores santacruceños y el Área de Patrimonio cultural exhibió los avances en las investigaciones sobre el patrimonio cultural santacruceño.

La Sala Leopoldo Lugones estaba desbordada de público cuando el subsecretario de Cultura, Daniel Cazzappa, inauguró el encuentro con unas palabras de agradecimiento a los presentes y especialmente a las autoridades y al personal de la Biblioteca Pública Provincial Juan Hilarión Lenzi y de la Casa de Santa Cruz por el trabajo y esfuerzo realizado para concretar la presencia santacruceña en el evento, tanto en el stand como en la celebración del Día.

"Somos una comunidad joven que aún le falta desarrollarse en muchos aspectos, a través de un pilar fundamental como es el libro queremos solventar la identidad cultural de nuestra provincia", sostuvo el Subsecretario de Cultura, al tiempo que comentó que las cinco obras surgieron de una selección entre un total de 27 que se presentaron a un concurso organizado con este fin.

Luego fue el turno de los escritores, en primer término el presidente de la SADE Mario Echeverria Baleta hizo referencia a Carlos Sacamata y su texto "Linaje Sacamata", quien por razones de fuerza de mayor no pudo estar presente. En segundo orden el joven Ramón Nicolás Mayorga se refirió a su libro de poemas "Suburbios de la palabra", agradeciendo especialmente por darle la oportunidad de presentarse en la Feria, Daniel Ruggeri expuso sobre su obra "Carbón y hierro" y aunque remarcó que era difícil explicar una novela quiso dejar en claro que era básicamente una historia de amor.

Seguidamente Oscar Wenceslao Benard hizo lo propio con "Nace El Chaltén", este cordobés que llegó al sur siguiendo a su hija y familia, se enamoró de la pequeña población y con este libro quiso reflejar el éxtasis que le provoca cada día de vida allí. Juan Giménez tuvo la honrosa tarea de representar a poetas y narradores de la localidad de Los Antiguos que juntaron sus obras en "Antología literaria".

La arquitecta Silvia Mirelmann tuvo a su cargo presentar el trabajo realizado por el Área de Patrimonio cultural de la Subsecretaría de Cultura "Estado actual de las investigaciones realizadas sobre patrimonio cultural en Santa Cruz". Este libro compendia los trabajos que más de 50 investigadores realizan sobre la situación del patrimonio santacruceño. Mirelmann aprovechó la ocasión para recordar a la recientemente fallecida senadora Judith Forstmann, quien fuera una férrea impulsora de la ley de patrimonio cultural en la provincia.

El momento más emotivo estuvo a cargo de la Subdirectora de Casa de Santa Cruz, Patricia Alsúa al realizar un homenaje a la memoria del escritor Roberto Leydet. Con la presencia de dos de los hijos del autor en la Sala, la Dra Alsúa realizó un repaso por la vida y obra de Leydet, fallecido el 14 de Abril último.

Luego del conmovedor momento y a modo de cierre del encuentro, el joven santacruceño Ciro Albarengo deleitó a los presentes con una demostración de malambo sureño, con el acompañamiento en guitarra de José Bahamonde.

Además del gran marco del público estuvieron compartiendo este Día de Santa Cruz en la Feria del Libro el titular del SEDRONAR, José Ramón Granero; el director de Casa de Santa Cruz, Mario Metaza y la subdirectora, Patricia Alsúa; la diputada Nacional, Graciela Gutiérrez; el diputado provincial Francisco Anglesio y las autoridades de la SADE.

Comentá la nota