El cierre de bancos salpica al valijagate

Se trata de Ricardo Fernández Barruecos. En 2001 administraba el estacionamiento del Hotel Hilton. Su fortuna creció al lado de Chávez. El avión que trajo a los funcionarios argentinos y venezolanos era de su socio, según denunció la oposición.
Ricardo Fernández Barruecos se convirtió en el venezolano más polémico de los últimos días. Es el dueño de los cuatro bancos intervenidos por el gobierno de Chávez y está a punto de cumplir dos semanas en prisión. El empresario, que hizo su fortuna durante el gobierno chavista, está imputado por haber realizado maniobras financieras ilícitas. Sus principales acusaciones refieren a la "bicicleta financiera" que operó con bonos de deuda, tanto venezolanos como argentinos. También fue investigado por una supuesta vinculación con el caso de la valija de Antonini Wilson.

El "boliburgués" (burgués bolivariano) más cuestionado es el dueño del Banco Canarias, el BanPro, el Confederado y el Bolívar Banco, las cuatro entidades que fueron cerradas el lunes por orden del presidente Hugo Chávez. La investigación de estas instituciones comenzó el 20 de noviembre y ese mismo día el empresario fue detenido. Está involucrado en el manejo irregular de los fondos de sus bancos. Además se lo cuestiona por su enriquecimiento infundado.

En 2001 Fernández Barruecos administraba el estacionamiento del Hotel Hilton de Caracas. De la mano del gobierno chavista, en siete años se convirtió en uno de los empresarios más importantes de Venezuela. En 2002 puso a disposición del Estado su flota de camiones (la más grande de Sudamérica) para transportar alimentos cuando el país estaba paralizado por una protesta de los petroleros y selló su pacto con Chávez. Ahora sus negocios abarcan el sector del transporte, las industrias agrícola, alimenticia y energética. Es dueño de las dos principales proveedoras de harina de maíz (Proarepa y Pronutrico) y participa del programa oficial Misión Alimentación del Ministerio de Poder Popular para la Alimentación, a través de la empresa Mercados de Alimentos (Mercal).

En medio de las denuncias, que también involucran al Estado, Chávez le soltó la mano a su "boliburgués" más cercano. El secretario de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aseguró a la prensa venezolana que el alejamiento del gobierno fue consecuencia de entredichos con el hermano del mandatario, Adán Chávez, cuando el empresario intentó comprar la empresa de telefonía Digitel.

El dirigente opositor Oscar Pérez solicitó en 2007 a la Fiscalía General de la República investigar a empresas como Proarepa, propiedad de Fernández Barruecos, por la supuesta posesión de cuentas en paraísos fiscales fuera de Venezuela. Pérez también denunció la vinculación de este empresario con el caso de la valija con 800 mil dólares incautados en la Argentina a Antonini Wilson, que supuestamente venían a financiar la campaña presidencial de Cristina Fernández. El portal de noticias latinoamericanas El Tiempo informó que el avión privado en el que viajaron Antonini Wilson y la valija era propiedad de un socio del empresario.

La Superintendencia de Bancos reveló ayer que los bancos propiedad de Fernández Barruecos también operaban ilícitamente en el mercado cambiario, presionando sobre el precio oficial del dólar.

Comentá la nota