Cierran otro colegio por un caso confirmado de gripe porcina

Directivos del Northlands informaron a lanacion.com que suspendieron las clases por 7 días en las sedes de Olivos y Nordelta, al registrar en el primer establecimiento una alumna infectada; desde la cartera porteña, destacaron que "son leves" los cuadros de los pacientes; se reúne hoy el comité sanitario
Un nuevo colegio del conurbano bonaerense se sumó esta mañana a las instituciones que permanecen cerradas por registrar casos confirmados de gripe porcina.

En esta oportunidad, se trata del Northlands que decidió suspender las clases por siete días en las sedes de Olivos y Nordelta, al detectar una alumna infectada con el virus, según informaron a lanacion.com autoridades de la institución.

El representante legal del colegio, Víctor Suecarrat, especificó que la paciente es una alumna de cuarto grado, cuyas pruebas médicas dieron resultado positivo. "En esta oportunidad, hemos cerrado también la sede de Nordelta por prevención ante la mecánica de trabajo que existe en la escuela [donde suelen presentarse actividades intercolegiales]", añadió.

En tanto, el colegio Cardenal Copello, en Villa Devoto, reabrió hoy sus puertas, luego de haber cancelado preventivamente las clases ante la sospecha de un caso, que luego fue descartado por exámenes médicos.

El incremento de casos positivos de influenza A en el país, sumado a la muerte de un joven en Jujuy, con síntomas similares al virus, despertó en la población sendas dudas acerca de su evolución en el país.

Por eso, con el propósito de llevar tranquilidad a los porteños y habitantes del conurbano bonaerense -donde permanecen cerradas varias escuelas- el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, aseguró esta mañana que la propagación de la gripe A "está controlada".

El funcionario destacó que existe un operativo montado que registra casa por casa a las personas que mantuvieron contacto con enfermos, sobre todo, entre los alumnos de los colegios afectados por la epidemia.

"La mala noticia es que la enfermedad es altamente transmisible, pero la buena es que todos los casos son leves y que no reviste alarma para la población", aseguró Lemus en declaraciones a radio La Red.

Por su parte, el viceministro de Salud, Carlos Soratti, consideró "poco probable" que la causa del deceso del joven jujeño sea la influenza A (H1N1), que provocó ayer 15 casos nuevos confirmados en el país.

Según Soratti, "no hay ningún" dato "para poder confirmar o suponer" que el hombre fallecido el viernes pasado haya tenido "un nexo epidemiológico" con personas afectadas por la enfermedad.

Pese a esta situación, las autoridades sanitarias aguardarán los resultados de los estudios realizados al cadáver de la víctima que, en principio, habría muerto aquejado de una "insuficiencia respiratoria aguda inusitada de causa no determinada".

Por otra parte, el funcionario destacó que "la mayoría" de los infectados vive en la Capital Federal, y detalló que "90 por ciento" está relacionado con las comunidades educativas de los colegios que suspendieron las clases en la última semana.

Si bien reconoció que "hay un incremento" de casos, Soratti aseguró que "todos los infectados se vinculan con un caso importado".

Por último, el viceministro anunció que hoy se reunirá el Comité de Expertos del Ministerio, mientras el mañana lo hará el Consejo Federal de Salud.

Controles a egresados. A los exámenes de rutina que se practican en aeropuertos, desde que se desató la epidemia, desde este fin de semana, se sumaron controles a los grupos de egresados que viajan a Bariloche para celebrar el final de la etapa secundaria.

Desde la provincia de Río Negro, el secretario de Salud, Daniel Chiosso, informó que "se identificará a las personas que presenten los síntomas". Por otro lado, consideró que "lo ideal es que quien esté enfermo, no viaje".

Comentá la nota