Cierran las listas y todos quieren ser candidatos

Faltan 48 horas para que en Florencio Varela caiga el telón de quienes serán los representantes en la contienda electoral.
Y como dijimos el lunes pasado, el único candidato a concejal confirmado es Julio Pereyra, pero es institucional. Detrás hay una línea de cuatro que frene el embate, en diciembre, de la oposición. El PRO-PJ Disidente enfrenta una disputa entre el personalismo de Carpinetti y su afirmación de ser el hombre de De Narváez y la chapa que Ottonello asegura tener del diputado-empresario. La Coalición Cívica y el Radicalismo acuerdan los nombres tras el conflicto entre Carrió y Stolbizer. Horas de definiciones y con cambios. Sorpresa sobre una diputación.

Faltan menos de 48 horas para el cierre de las listas de quienes habrán de competir el 28 de Junio en las elecciones nacionales. Faltan 48 horas para que en Florencio Varela caiga el telón de quienes serán los representantes en la contienda electoral. Y como dijimos el lunes pasado, el único candidato a concejal confirmado es Julio Pereyra, pero es institucional, es decir que no asumirá la banca. Su lugar será ocupado por un suplente. Y esto de tanta crítica por las candidaturas testimoniales no merecería en Varela tanto espacio pues son varios los funcionarios que han competido y no han asumido. El oficialismo se ha dado el caso de María de la Paz Dessy, quien fue concejal en 2003, pidió licencia para desempeñarse en la provincia como subsecretaria de Tierras y en el 2005 asumió como diputada para pedir licencia y seguir como subsecretaria. Desde que llegó Scioli tuvo que volver a la banca que dejará a fin de año y su lugar fue ocupado por su esposo. Testimonial ha sido Tomás Vanrrel y Marian Corrales, pues nunca asumieron. Dessy podría ir por la reelección y por la tercera sección electoral. No está toda vía claro porque a Varela no le tocaría nada, ya que en el 2007 recibió una banca en el senado que fue ocupada por la esposa de Carlos Kunkel, Cristina Fioramonti. Sin embargo, se haría prevalecer todo lo que Julio Pereyra ha puesto y pondría en esta campaña desde la iniciativa de crear las candidaturas testimoniales. Esto valdría la retención en la lista de una banca para diputado. Se decía anoche en el vecino partido de Berazategui que esa banca sería para Natalia Salas de Pereyra. En Varela nadie habla del tema. Silencio en todos los teléfonos que se han tratado de abrir. Por el lado de los concejales se buscaría tener al menos una línea de cuatro (como se dice en el fútbol) muy compacta para defender el ataque del enemigo (Carpinetti- Ottonello- Ríos y Cía) desde diciembre próximo. Esa línea de cuatro estaría integrada por Jorge De Rosa, Laura Ravagni, Tony Suárez y Luis "Chango" Paz. En ese orden detrás de Pereyra, que no asumirá. El oficialismo sabe que puede perder algunas bancas, de las 10 que pone en juego, sobre un total de 20. Las restantes 10, con mandato por dos años más, tienen a 6 oficialista y 4 opositores. El Frente Justicialista para la Victoria, asi se llamará, sabe que tiene la obligación de mantener la mayoría en el Concejo Deliberante, para evitar problemas institucionales. Con todo, la lapicera de Julio Pereyra tendrá mayoría para postular gente, luego será Carlos Kunkel que ponga lo suyo y por último Graciela Giannettasio, también tendría al menos un lugar en la lista y algún consejero escolar.

EN EL PRO

Este sector tiene muchos postulantes para tan solo 10 bancas, de las cuales según dicen podrían llegar a lograr 5. Esto se puede leer como que el oficialismo estaría perdiendo 5 bancas y en el oficialismo dicen que la victoria en Varela será contundente. ¿Quién lo sabe? Las encuestas no aparecen. Ni de un lado, ni del otro.

El PRO-PJ Disidente tiene conflictos de cartel y de personalismo. Todos quieren estar en primer lugar y de ahi para abajo poner a su gente más cercana.

Por el lado del presidente del PRO, el comerciante de autopartes Marcelo Pérez, ya ha postulado a Romina Bichiara, su esposa, de quien nunca se conoció una posición política por las cosas que pasan en Varela y no es de ahora, sino en los últimos años. Julio Carpinetti quiere el primer puesto para él, aduciendo tener la aprobación de Francisco De Narváez en lo que hace a llevar su chapa. Hasta aqui todo normal, claro en el otro extremo está Dardo Ottonello, reclamando lo mismo. Es asi que Ottonello armó una mesa en la que estarían los tres sectores comprometidos (Macri, Solá De Narváez). Para Carpinetti esto es muy difícil de lograr, por cuanto no tiene representantes de Macri y Solá.

Se supo que Carpinetti pasó por encima de la mesa de su sector y a la militancia esto no le cayó nada bien. Lapicera en mano y sin consenso se armó la lista: Carpinetti en primer lugar, el segundo para Carlos "Corcho" Caparé (de Recrear) el tercero lo ha reservado para Ottonello, el cuarto para Gualberto "Pájaro" Ríos o Marcelo Pérez del PRO, quien impulsa a Bichiara; el 5to puesto fue para Jorge "Pocho Dávalos, del sindicalismo y por UATRE y el 6to puesto para Alberto Noya, empleado del Consejo Escolar. Y para el primer cargo de Consejero Escolar Carpinetti tocó con su barita "mágica" a su cercana secretaria: Mariana Bibiano.

La joven, tampoco ha marcado posición política, a diferencia de otros que estaban en la mesa y por sus condiciones profesionales han quedado relegados a la nada. Esto ha generado mucho malestar en la militancia del ADN Varelense y algunos amenazaron con renunciar a ser fiscales en los comicios.

En el otro sector, el del Dardo Ottonello, Gualberto Ríos y Omar Colombi, se dice que la chapa de De Narváez les pertenece a ellos y que de ninguna manera van a aceptar lo que propone Carpinetti. Y visto que De Narváez no quiere listas colectoras en el conurbano, para no dividir en favor del oficialismo (no se debe olvidar que para acceder a una banca hay que reunir en Varela al menos 18.000 votos) Carpinetti correría el riesgo de quedar afuera y tendría que buscar otro partido. En la Curva de Berraymundo se hablaba del partido de Alberto Rodríguez Saá, en caso de no poder integrar el PRO-PJ Disidente. Con todo Ottonello y Ríos jamás aceptarían ser 4to y 5to como pretende Carpinetti y ser relegados por Carlos "Caparé", de quien dicen tiene menos militantes que años de vida.

Ninguno de los sectores que habrán de competir tuvo la gentileza de hablar con la prensa local y aclarar de qué forma se habrían de armar las listas. Habían prometido conferencias de prensa, ser este diario el primer en conocer como se iban a dar los listados. Nadie lo ha anunciado. Ni los integrantes de la Coalición Cívica y el Radicalismo, que iban a ir juntos y por un grave cortocircuito entre Elisa Carrió y Margarita Stolbizer, casi se dividen. El hecho de que Carrió haya manifestado su apoyó a De Narváez, denunciando una campaña en su contra del gobierno nacional, hizo estallar de bronca a Stolbizer, quien habría reclamado públicamente que De Narváez renunciara. Esto trajo coletazos en Varela. Los nombres propuestos, al menos para los primeros 5 puestos de concejales de la lista, cayeron como por el hueco del ascensor. Anoche había afiebradas reuniones para zanjar las diferencias. El radicalismo también buscaban su lugar en la lista, pero por la figura de Ricardo Alfonsín no alcanza para la convocatoria que tiene el centenario partido en Varela. "Si la UCR tiene algo, sería del 6to puesto en adelante", se dijo ayer por la tarde.

Las listas están en proceso. Sin internas, con los dedos que bendicen a quienes serán los representantes del pueblo, si es que llagan. El domingo al mediodía se calmaran las aguas, porque habrá muchos heridos en el camino. Por lo pronto solo hay un candidato confirmado y es testimonial. Es de esperar que sea el único.

Comentá la nota