Cierran la galería San Martín para remodelarla

La mayoría de los comercios cerraron temporalmente los locales y los que siguen abiertos deberán desalojar el predio hasta el 25 de enero. Una empresa de capitales santiagueños adquirió el centro comercial, que durante 120 días estará en obras.
Los locales cerrados no son el síntoma de la desaceleración económica que comenzó a pegar en distintos sectores de la economía. Al contrario, preanuncian el relanzamiento del paseo comercial céntrico. La galería San Martín será remodelada íntegramente para mejorar su aspecto y para que su arquitectura sea más atractiva y funcional para los consumidores.

“Nos trasladamos a...”, “Cerrado por refacción”, son algunos de los carteles que cuelgan de la veintena de negocios del centro comercial que ya cerraron sus puertas luego de ser comunicados por el consorcio que administra la galería respecto de la refacción. Sólo algunos continúan abiertos, pero hasta el próximo domingo 25 deberán dejar vacíos los locales.

Según fuentes empresarias de la administración de la galería que fueron consultadas por LA GACETA, los antiguos dueños del edificio vendieron la galería hace menos de un año a un grupo inversor de la provincia de Santiago del Estero.

Este grupo económico piensa modificarla de tal forma que la misma se asemeje a un minishopping de dos pisos con subsuelo incluido. Según relataron, el objetivo principal es hacer funcional el emblemático establecimiento donde funcionaba la librería “Sarmiento”, nombre por el cual la mayoría de los tucumanos denomina al centro comercial.

“A partir del 25 de enero la galería se cerrará, por lo tanto antes de esa fecha todos tenemos que desalojar nuestros locales. Se nos comunicó que la obra de reestructuración se realizaría en unos 120 días y al término de ese lapso quienes tenemos contratos regresaremos a nuestros negocios”, explicó José El Eter, titular del negocio para artículos del hogar “Michavila”, uno de los pocos que todavía no desalojaron el lugar.

“El trato con este grupo inversor es de que se respete nuestras unidades locatarias con el compromiso de que nosotros, quienes retornemos paguemos un alquiler incrementado, dadas las mejoras que se realizarían. De todas maneras nos dijeron que se nos bonificaría ese aumento”, añadió el comerciante.

El Eter aseveró que la finalidad que se propusieron los comerciantes instalados en la San Martín es colocarse en el nivel que, según dijo, hoy en día exige el mercado. “Estamos orgullosos de ser parte del proyecto y ansiamos continuar siendo parte de este espacio comercial, como lo hacemos desde el día de su inauguración”, dijo. Otros comerciantes adoptaron una postura opuesta y decidieron, directamente, trasladar sus negocios definitivamente a otros sectores del microcentro.

Corazón del microcentro

Los administradores del edificio planean dar a conocer la remodelación a partir de los primeros días de febrero por medio de una agresiva campaña publicitaria. Hasta ese momento, según comunicaron a nuestro diario, pretenden mantener silencio respecto de los detalles de la obra de remodelación.

El microcentro de Tucumán cuenta con una veintena de galerías con negocios, que son conglomerados de locales comerciales muy propios de la provincia. Desde hace tres años, las galerías más importantes del corazón de la ciudad encararon reformas en los locales comerciales para volver los paseos de compras más atractivos.

Comentá la nota