Cierran con forcejeos listas en el peronismo de Buenos Aires

Alberto Balestrini uno de los consejeros que integrarán las boletas del PJ y estarán, además, en la cúpula partidaria desde diciembre.
Cuando todo conducía a una calma, irrumpieron las Evas y se terminó la estadía en el Paraíso. Sobre la hora, la «novedad» de tener que incluir 30% de mujeres en las listas incendió los planes y, contra reloj, tuvieron que retomarse las negociaciones.

Ese traspié, hasta anoche domado parcialmente, se clausurará esta noche cuando venza el plazo para la presentación de listas para la interna del PJ bonaerense que, el 30 de noviembre, con padrón cerrado, elegirá nueva cúpula partidaria, con Alberto Balestrini como jefe.

Este diario contó, ayer, cómo una cruzada femenina inyectó intriga al tramo final, cuando muchos acuerdos ya estaban cerrados. La avanzada de las damas fue el último sacudón de un PJ que, en parte, mostrará una nueva fisonomía.

Balestrini, que avisa desde los paredones que es «100% peronista», sucederá a José María Díaz Bancalari que, en una rosca futura, podría quedar como vice del PJ, desplazando a Hugo Curto hasta la vice segunda que, simbólicamente, ocupa el platense Julio Alak.

La otra silla por disputar, la secretaría general, podría terminar en manos de Alberto Pérez, jefe de Gabinete de Daniel Scioli. Todo, por ahora, opera en la dimensión de lo imaginable.

De los 48 consejeros que se renuevan -al margen va el presidente-, al menos nueve no tributan hoy a la Casa Rosada: el pelotón lo encabeza Chiche Duhalde y lo conforman, entre otros, Alfredo Atanasof, Juan José Alvarez, Graciela Camaño, Antonio Arcuri, Haroldo Lebed y Alfredo «Tati» Meckievi.

Otra tribu, por reacomodamientos en los territorios, no podrá repetir: el ahora gerente de Aerolíneas Argentinas, Alak, Jorge Villaverde, la chichista residual Mabel Müller, el felipista Ricardo Bozzani y Juan Carlos Veramendi, un PJ clásico, son algunos de los que perderán la butaca.

Un gran signo de interrogación flota sobre Gerónimo «Momo» Venegas: en 2004, encabezó la boleta de consejeros por la rama gremial, pero en el último tiempo se ganó la inquina de Néstor Kirchner. Con Hugo Moyano como garante, Venegas podría reelegir. No es imposible.

Fórmula

Tras la sorpresa de tener que incluir un cupo femenino, anoche se avanzaba en los acuerdos seccionales. Una fórmula puntual permitiría que, en algunas zonas, no sea inevitable incorporar una mujer entre los delegados seccionales.

La ecuación es simple: sobre 48 consejeros titulares, deberían incorporarse 15 mujeres. Cinco ya entran por la rama femenina y se meterían también algunas por los gremios y la juventud, con lo que la Primera y la Tercera, las más agitadas, no deberían reabrirse.

Más fácil sería la fórmula si se computan los 72 consejeros, sumando titulares y suplentes, que requiere 22 casilleros para damas pero, de manual, la mayoría serían los suplentes. El artículo 88 no distingue, en 30%, los cargos titulares de los suplentes. Esta era, anoche, la alternativa que parecía calmar las aguas. Después deberá resolver el juez Manuel Blanco.

Por lo pronto, ayer se trabajaba para despejar las dudas y sobre la teoría de computar 30% sobre el total de consejeros con lo que, las damas serán el enorme ejército de suplentes. El panorama era el siguiente:

Primera. El lunes, tras una reunión de cuatro horas, en la que no estuvo Curto, se acordó que Mario Ishii, Raúl Othacehé, Luis Acuña y Alberto Descalzo serían los cuatro consejeros por la sección. Quedan, así, afuera de la mesa Osvaldo Amieiro y Mariano West. El metalúrgico de Tres de Febrero, en tanto, « cobraría» -como siempre- como sindicalista. Se expresa, de ese modo, un nuevo equilibrio en la sección con la irrupción del grupo General Sarmiento, que comanda Ishii, alcalde de José C. Paz. Anoche, se discutía si se podía evitar tener que abrir la lista a una dama.

Segunda. Ayer se cerró sin demasiado ruido, y ese pacto produciría el milagro de que, sin hablarse, José María Díaz Bancalari y Eduardo Di Rocco, dos enemigos históricos, compartan lista: a ellos se sumará Norberto Aloé, del sector randazzista como Di Rocco -será viceministro de Interior desde el lunes- y la bancalarista Graciela Rego. Cumple con el tercio para las mujeres.

Tercera. Fue una de las primeras en firmarse, más de 15 días atrás, con José «Pepe» Pampuro, Juan José Mussi, Baldomero Alvarez y Aníbal Fernández. Era otra de las que, en el diseño oficial, se buscaba no tener que incorporar a una dama porque eso embarraría toda la negociación. Ayer, se hablaba de dos mujeres en la boleta: suplentes, claro. O, de una jugada menos agradable al menos para algunos: sería Aníbal Fernández el que tendría que mostrarse caballeroso y cederle su butaca a una dama que, al menos, elegiría él mismo. Ese acuerdo también muestra una compensación entre los grupos de intendentes que conviven en la sección.

Cuarta. Con Florencio Randazzo al frente, como jefe indiscutido, anoche se trabajaba sobre un acuerdo que incluiría a Julián Domínguez, por el llamado PJ residual, y Juan Carlos Bartoletti. Empujaban por el senador Jorge Scarone pero este debería correrse para que entre una mujer, posiblemente Andrea García, intendente de Ameghino.

Quinta. Como la Segunda, se negoció sin demasiado ruido: encabeza Osvaldo Goicoechea, jefe del bloque de senadores, lo sigue el diputado Juan de Jesús, luego el intendente de Gesell Jorge «Oso» Rodríguez Erneta y se completa con Adriana Meckievi, hermana del principal operador de Francisco de Narváez en la provincia, que llega como protegida de Juan Garivoto. Si se esquiva el «cupo», el lugar de la dama lo ocuparía Adrián Mircovich.

Sexta. Este mediodía se tratará de abrochar un entendimiento que, como todos, estaba casi cerrado antes de anoche y que se desarmó por el asunto del cupo femenino. Carlos Mosse y Alejandro Dichiara estarán entre los cuatro. Los dos restantes serán Dámaso Larraburu y una dama. Proponen a Silvia Caballero, pero el ala de intendentes, con cercanía a Randazzo, quiere una mujer con su sello. Si prospera la fórmula global, el lugar lo completaría Fernando Fischer.

Séptima. De arranque fue la más complicada. Ayer sobraban los nombres: pero, en principio, entraban Isidoro Laso, Aldo Sivero, Mario Cura y Hugo Oreja, aunque se evaluaba también la posibilidad de anotar a Gustavo Cocconi.

Octava. La lista la encabeza el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, seguido por Juan Amondarain, el ex diputado Carlos Cottini y el viceministro de Desarrollo Social, Carlos Castagnetto, con lo que en La Plata se logró una unidad que sólo excluyó al alakismo residual. Pablo Bruera, el intendente, irá como jefe del partido local.

P.I.

Comentá la nota