Cierran una causa contra Garré

Era por la venta de partes de fusiles FAL a Estados Unidos; la había impulsado el juez Tiscornia
La Justicia cerrará una causa en la que se investigaba a la ministra de Defensa, Nilda Garré. La fiscal en lo penal económico Carolina Robiglio pidió su sobreseimiento en una causa donde era investigada por un presunto contrabando de armas a los Estados Unidos, que consistió en permitir la importación de partes de fusiles FAL.

Con esa solicitud, el juez Daniel Petrone cerrará la investigación por falta de impulso fiscal. El caso había sido iniciado por el juez en lo penal económico Guillermo Tiscornia a instancias de la Aduana.

En ese momento, Tiscornia estaba siendo investigado por el Consejo de la Magistratura por mal desempeño en sus funciones, por haberse alzado contra las decisiones de su superior, la Cámara en lo Penal Económico, que reiteradamente le aplicó sanciones. También fue acusado de intervenir, a través de su padre, en el presunto pedido de una coima de US$ 4 millones a la empresa española Codere, que maneja los bingos en la provincia de Buenos Aires.

Tiscornia llegó a imputar a Garré en la causa. En forma paralela, el juicio político en su contra siguió avanzando y el juez fue destituido.

La causa quedó entonces en manos del juez en lo penal Económico Marcelo Aguinsky, que se hizo cargo interinamente del juzgado. El magistrado dejó sin efecto la citación a declaración indagatoria de la ministra Garré, porque "no estaban fundadas las conjeturas para crear sospecha suficiente". Y ordenó además otras medidas de prueba para determinar si habían existido contrabando y subfacturación de 6700 kilos de piezas y repuestos de los fusiles que iban a Estados Unidos por 2664 dólares.

Aguinsky pidió informes a la Aduana, a Fabricaciones Militares, a la Subsecretaría de Industria, al Renar, al Ministerio de Defensa y a varias armerías. Buscaba precisar quién había autorizado la exportación, cómo lo había hecho y cuál era el valor real de la mercadería. Le requirió a su vez al Banco Provincia que confirmara si la firma norteamericana JLD, que había encargado los repuestos, había transferido el dinero que preveía recibir Fabricaciones Militares por sus envíos. También le solicitó al Banco Central información sobre transferencias realizadas desde Estados Unidos. Dispuso mandar un exhorto a ese país para que señalara si el exportador argentino cumplía con los requisitos y documentación exigidos allí.

Pero fundamentalmente quería saber si los repuestos y partes del fusil desarmado eran suficientes como para armarlo cuando llegaran a su destino final.

Con esos elementos, Aguinsky dispuso la falta de mérito de la ministra.

En tanto, el juez Daniel Petrone, ahora a cargo del sumario, recibió el pedido de Robiglio para sobreseer a la funcionaria, a lo que hará lugar.

Comentá la nota