Cierra un mal año para los electrónicos

La recesión económica y las trabas a las importaciones explican el fuerte retroceso. Sólo se salvaron del desplome los monitores, las TV de tubo plano, los celulares de última generación y las laptops, según la consultora alemana GfK Retail.
Las ventas de productos electrónicos cayeron un 25% promedio en lo que va del año, comparado con igual período de 2008. Las promociones que ofrecieron las tarjetas de crédito en hipermercados y cadenas de electrodomésticos no fueron suficientes para reactivar el consumo. Tampoco tuvieron éxito los planes canje de heladeras, lavarropas y termotanques que presentó el Gobierno en enero. Sólo los monitores, las TV de tubo plano, los celulares de última generación y las laptops lograron sortear el impacto local de la crisis. La comercialización de los demás productos, como reproductores de DVD, cámaras de foto y televisores LCD, cayó hasta un 50% frente al año pasado.

Según un reciente relevamiento elaborado por la sede local de la consultora alemana GfK Retail & Technology, julio de 2008 fue el mes bisagra: marcó el antes y el después en el negocio de los electrodomésticos. Desde entonces las ventas comenzaron a caer. Las bajas empezaron a notarse en el interior con el conflicto agropecuario, pero luego se profundizaron en todo el país durante noviembre del año pasado cuando se desató la crisis financiera global.

"Este año se sumaron otros factores que impactaron sobre las ventas. El impuesto a la electrónica, la inflación y las trabas a las importaciones generaron problemas en el stock de algunos productos, como por ejemplo los LCD. La falta de televisores disparó los precios", explicó Andrea Bertone, directora de GfK Retail & Technology y autora del estudio.

Según la analista, durante este año de crisis los consumidores ahorraron y relegaron la compra de artículos electrónicos. Además, el freno a las importaciones amplió la brecha de precios entre productos tradicionales y de tecnología moderna. "El precio de un LCD en la Argentina es diez veces más caro que el de un TV de tubo flat. Eso hizo que los equipos convencionales se vendieran 75,4% más y los planos, un 14,6% menos que en 2008. A pesar de los descuentos la gente no llega a un LCD", agregó Bertone.

Con las notebooks ocurrió lo contrario. La ley que grava con impuestos internos a los monitores disparó un 17% los valores del combo de las PC de escritorio. Por eso ahora las portátiles son más económicas. Sin embargo, las notebooks se abarataron más en diciembre porque los comercios empezaron a liquidar stock.

Comentá la nota