El PJ cierra filas para hacerse de la intendencia de Concepción

En la "Perla del Sur", el alperovichismo instó a los dirigentes a trabajar con vistas a 2011. El ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, pidió a los justicialistas que apoyen la gestión en las urnas. Críticas a los disidentes.
Sin la presencia de sus máximas autoridades, el Partido Justicialista (PJ) aprovechó la conmemoración por el Día de la Militancia para exhortar a los dirigentes a trabajar con el objetivo de lograr que la intendencia de Concepción, ciudad en la que se concretó anoche el acto oficial, sea conducida por el peronismo a partir de 2011.

El mitin, presidido por el ministro de Gobierno y secretario del partido, Edmundo Jiménez, comenzó a las 21 en el centro de unidades básicas de ese municipio, en calle Nasif Estéfano al 400. En un improvisado salón, alrededor de 100 dirigentes justicialistas de Concepción entonaron la marcha y el Himno Nacional Argentino.

La elección de la ciudad sureña como sede del acto oficial del PJ parece no haber sido casual. El primero que reconoció ese mensaje fue el legislador José Fernando Orellana. El hermano del intendente de Famaillá, Juan Enrique Orellana, instó a la dirigencia peronista de la "Perla del Sur" a trabajar con el objetivo de que "Concepción vuelva a ser peronista".

En rigor, desde el advenimiento de la democracia, en 1983, ese municipio siempre estuvo en manos de dirigentes radicales. El actual intendente, Osvaldo Morelli, es un ex radical aliado al alperovichismo, pero pertenece al partido Participación Cívica. En los comicios generales de 2007, el candidato del peronismo fue el secretario del Concejo Deliberante de la capital, Néstor Varela. Anoche, el dirigente estuvo presente en el acto.

Durante su discurso, que cerró la evocación por los 37 años del regreso de Juan Domingo Perón al país tras 18 años de exilio en España, Jiménez excusó a la presidenta del PJ, la diputada Beatriz Rojkés de Alperovich, y al gobernador, José Alperovich, por su ausencia. Luego, el ministro de Gobierno ponderó la recuperación institucional del PJ tucumano desde la normalización partidaria, en 2006.

"Hoy, el PJ es un partido abierto a todos los peronistas. Los que no están en el partido no son opositores nuestros, son de otros partidos", criticó el funcionario. Luego, fue contundente en su alusión a los justicialistas que abandonaron las filas partidarias en señal de descontento con la conducción alperovichista. "Al partido hay que discutirlo, pero dentro de la casa", señaló el secretario del PJ local.

Según Jiménez, el peronismo se convirtió en un partido dinámico, abierto y ordenado, "con todas sus estructuras funcionando para que el justicialismo crezca". En el mismo sentido, aprovechó la ocasión para exhortar a los militantes a trabajar con vistas a los comicios de 2011 con la premisa de que la Municipalidad de Concepción quede en manos del PJ. "Para eso hay que unirse y trabajar de manera mancomunada. Debemos tender siempre una mano a los demás y ser solidarios para, de esa forma, acercar a más dirigentes", afirmó.

Ya sobre el cierre del acto, el funcionario profundizó su defensa del alperovichismo a lo largo de seis años de gestión por los avances en materia de salud y educación. "Es un derecho ganado por cada uno de ustedes, que debe ser agradecido en las urnas", aseveró Jiménez.

Comentá la nota