Cierra en Chile la campaña electoral con pronóstico de segunda vuelta

Los candidatos presidenciales con mayores opciones de ganar el domingo, Sebastián Piñera y el oficialista Eduardo Frei, llegaron este jueves al cierre de la contienda que podría convertirse en la primera derrota de la Concertación en casi 20 años
Los sondeos han asignado a Piñera, un multimillonario, el primer lugar de los comicios del domingo como abanderado de la coalición Alianza por el Cambio, formada por la ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI) y la derechista Renovación Nacional (RN), partidos que sustentaron la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

Piñera, de 60 años, incluso podría ganar el domingo, según un sondeo divulgado en la víspera.

Esta es la ocasión en que la derecha política ha estado más cerca de llegar al poder desde el fin de la dictadura, en 1990, debido básicamente al quiebre en el interior de la coalición oficialista de centroizquierda, que va con dos candidatos, aunque uno se presenta como independiente.

Santiago sintió desde temprano el cierre de la campaña de Piñera. Un gran escenario se empezó a levantar en la principal arteria capitalina por donde circula casi todo el transporte público, lo que ocasionó tacos, caminatas y atrasos.

El senador y ex presidente Frei (1994-2000), abanderado de la coalición de centroizquierda que gobierna desde el fin de la dictadura, en 1990, ya inició su trabajo con miras a una eventual segunda vuelta, fijada para el 17 de enero.

Frei, un ingeniero civil de 67 años, que programó su cierre de campaña en Concepción, 500 kilómetros al sur de Santiago, ya definió que el próximo martes relanzará su campaña para enero e incluso estrenó su nueva propaganda, que lo muestra junto a la presidente Michelle Bachelet

En la víspera encabezó un acto en una comuna popular del sur capitalino, donde fue acompañado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, el chileno José Miguel Insulza.

"El lunes iniciamos un nuevo camino para la segunda vuelta, y ahí estaremos transmitiendo un mensaje de confianza y optimismo, y nuevos bríos y nuevos equipos humanos", anticipó.

Frei debe superar la sensación de derrota que puede extenderse entre los oficialistas porque, según una encuesta de alcance nacional divulgada en la víspera, lo muestra 13 puntos más atrás de Piñera en la primera vuelta, y 17 puntos más abajo en enero.

Pasado el mediodía del jueves el candidato independiente Marco Enríquez-Ominami recorrió un barrio comercial capitalino, y ratificó el cierre de su campaña programado en La Calera, 120 kilómetros al norte de Santiago.

"Dijeron que era imposible que superáramos 5% de las encuestas, y según las encuestas nuestras no sólo las superamos, sino que pasamos a segunda vuelta", declaró.

Enríquez-Ominami renunció al Partido Socialista porque no le permitieron participar en las primarias oficialistas y se lanzó en una aventura que nadie pronosticó llegaría tan lejos. Las encuestas le otorgan el tercer lugar con un 17%, obtendría más votos que Frei, aunque igual perdería.

El último candidato, Jorge Arrate, que representa una coalición encabezada por los comunistas, programó como cierre de campaña una marcha en el principal paseo peatonal de Santiago.

Comentá la nota