Cierra hoy el canje de deuda local con un piso de adhesión de 80%

Hoy vence el plazo para que los bancos y las compañías de seguros con préstamos garantizados que vencen en los próximos tres años ingresen al canje de deuda que propone el Gobierno. Según pudo confirmar El Cronista, hasta ayer la aceptación era elevada y se terminaría de completar durante la presente jornada.
En el Gobierno, son optimistas y aunque mantienen la cautela admiten que el tramo local del canje de préstamos garantizados por un nuevo bono tendrá una elevada adhesión. Ya está asegurado un piso que rondaría el 80%. Que podría ser más. Todo dependerá de lo que ocurra hoy. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciaría la semana próxima los resultados definitivos de la transacción.

A cambio de los préstamos garantizados que vencen entre 2009 y 2011 (por un monto en torno a u$s 3.500 millones), el Gobierno ofrece a los bancos un nuevo título público en pesos, a cinco años, y con una tasa fija del 15,40% el primer año y luego variable, en función de la Badlar más un plus de 2,75 puntos porcentuales.

Los bancos y las aseguradores ven la operación con agrado porque implica desprenderse de instrumentos que ajustan por la cuestionada inflación oficial y que además no tienen cotización en los mercados. Los nuevos bonos tendrán más liquidez y otra mecanismo de actualización.

Sólo se están canjeando los préstamos garantizados en posesión de inversores institucionales locales. El tramo internacional será encarado más adelante. Una vez que concluya esta operación, dado que se trata de una jugada que implica un mayor grado de complejidad para evitar que los movimientos de fondos caigan víctimas de embargos por parte de los acreedores.

Plazo

Los bancos y las compañías de seguro pueden remitir –a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE)– hasta el cierre de la jornada de hoy la intención formal de ingreso al canje.

El swap en sí se realizará la semana próxima.

Para cerrar definitivamente la operación, las entidades financieras están esperando que la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) emita un dictamen en el cual se asegura que la operación tendrá un impacto “neutro” desde el punto de vista impositivo. Los principales tenedores de estos títulos son los bancos Galicia, BBVA-Francés, Ciudad, Nación, y Credicoop. También resta emitirse resoluciones del Ministerio de Economía y el Banco Central.

En esas resoluciones se consignará, entre otros aspectos, que los bancos podrán computar los nuevos bonos a valor técnico. Esto implica que más allá de los vaivenes en la cotización del título en el mercado, las entidades financieras podrán computar el bono a un valor fijo, similar al nominal. Esto es para no afectar negativamente los balances a los ojos de sus accionistas.

Comentá la nota