El 30 por ciento del voto opositor fue para castigar al kirchnerismo.

Más de un millón de bonaerenses decidieron su voto, el domingo 28, con la intención de mostrar su enojo con la lista que encabezó el esposo de la Presidenta y con la marcha del gobierno de Cristina Kirchner. De acuerdo con este sondeo, los votos que cosechó Francisco de Narváez para erigirse en ganador de la contienda no son propios de él; sin embargo, Gustavo González, director de OA, atribuye el triunfo a la decisión de enfrentar a K.
El "voto castigo" al kirchnerismo en estas elecciones rondó el 30 por ciento del total de votos que obtuvo la oposición. Traducido en números, esto significa que hubo 1.338.773 electores que no votaron a la oposición por sus propuestas, sino que lo hicieron para demostrar su disconformidad hacia el Gobierno. El dato surge de un sondeo que realizó Opinión Autenticada el mismo día de la elección, sobre 600 casos, y cuyos resultados obtuvo PERFIL.

En el caso de los votantes de Unión-PRO, que ganó la elección con el 34,5 por ciento de los votos, el 35,4 por ciento votó a esa lista impulsado por la presencia del primer candidato, Francisco de Narváez; el 9,3 decidió su voto por la presencia del segundo candidato, Felipe Solá; el 14,1 consideró muy positivo el apoyo del líder de PRO, Mauricio Macri; y el 31,5 votó a Unión.PRO para "castigar y poner freno" al kirchnerismo.

Por el lado del Acuerdo Cívico y Social, que quedó tercero, con el 21,4 por ciento de los votos, el 21,3 por ciento decidió su voto por la presencia en la lista de Margarita Stolbizer; el 20,2 por la participación de Ricardo Alfonsín; el 22,5 dice que preponderó el apoyo de la conductora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; y el 27,3 votó al Acuerdo Cívico para enviarle un mensaje de desaprobación a los Kirchner.

En tanto, en el oficialismo, que quedó segundo con el 32,1% de los votos, el 39,9% de los electores votó a favor de la lista oficialista empujados principalmente por la figura de Néstor Kirchner; el 31,3 lo hizo para apoyar al Gobierno; el 12,1 porque aparecía en lista el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; y 6,5 por temor a una crisis.

Entre los aciertos que explicarían el triunfo electoral de Unión-PRO, Federico González, director de Opinión Autenticada, citó "la fusión de PRO con el peronismo disidente"; haberse instalado "tempranamente" como referentes de "la lucha contra la inseguridad"; haberse "plantado" como opositores al kirchnerismo "de igual a igual"; y su "omnipresencia" en los medios.

En este sentido, González señaló que el "Mapa de la inseguridad" operó como "una acción" que permitió "hacer tangible la idea", transmitiendo la sensación de que el candidato no estaba sólo dando un discurso, sino que estaba realmente decidido a pasar a la acción.

En efecto, según pudo averiguar PERFIL, el "Mapa de la inseguridad" tiene 51 mil visitas diarias, y lleva denunciados 24.922 delitos.

"De Narváez tuvo la inteligencia de mostrarse como un líder fuerte, capaz de enfrentar de igual a igual al líder poderoso (Kirchner), que parecía invencible e infalible", analizó González. Y añadió: "La mejor garantía para vencer a un rival poderoso era aparecer como igualmente poderoso".

Asimismo, otro probable acierto de De Narváez fue mantener dentro de su objetivo a un único adversario: el kirchnerismo. "No haber caído en la tentación de atacar a la fórmula Stolbizer-Alfonsín (al menos durante la mayor parte de la campaña) lo favoreció", calculó González.

Por otra parte, la campaña de Unión-PRO exhibió un alto nivel de profesionalismo, un despliegue de acciones tácticas y estratégicas, que fueron ejecutadas con precisión suiza, algo bien diferente de la improvisación que suele apoderarse de las campañas en el país.

Entre los factores externos que habrían ayudado a encumbrar a De Narváez como principal opositor al kirchnerismo, González destacó que el oficialismo le dio "una pequeña ayuda" al atacarlo permanentemente y ponerlo en el lugar de "víctima inocente del arbitrario poder kirchnerista", y afirmó que el ciclo "Gran Cuñado" también pudo haberlo ayudado, ya que el personaje era muy simático y divertido para la gente.

Comentá la nota