El 40 por ciento de los municipios cerrará el año con cuentas en "rojo"

De los 134 municipios de la Provincia, al menos 58 cerrarán el año financiero el 31 de diciembre próximo con déficit, un rojo global que asciende a la cifra de 300 millones de pesos. El monto representa un 2,1 por ciento de los gastos totales de todas las intendencias bonaerenses.
Los datos trascendieron en las últimas horas de fuentes del ministerio de Economía, desde donde se informó que el Estado provincia deberá, además, asistir a otras 40 comunas con un fondo extra de aproximadamente 40 millones de pesos para que esos municipios puedan "cerrar" el año en términos financieros.

Esa ayuda no apunta ya a que las comunas asistidas logren el equilibrio presupuestario, sino simplemente a que puedan afrontar gastos esenciales de funcionamiento administrativo como el pago a empleados o la compra de insumos.

Las cifras marcan las dificultades financieras que atravesaron las comunas bonaerenses a lo largo de 2009, cuando tuvieron que afrontar diversos fenómenos como la sequía, la crisis económica internacional y, básicamente, el aumento de costos.

En ese marco, algunos gobiernos municipales de la Provincia decidieron desdoblar el pago de salarios.

Pero además, el horizonte planteado tiene un fuerte impacto para el sector de proveedores de los estados municipales, integrado en su gran mayoría por pequeñas y medianas empresas con base en esas mismas comunas y plantea dudas con respecto a la realización de obra pública financiada con aportes de los tesoros distritales.

El escenario se completa con un dato no menor: el año financiero cerrará con una brecha del orden del 2,5 por ciento entre la coparticipación de impuestos de origen provincial que había sido presupuestada y la que efectivamente llegará a los municipios.

La brecha, con todo, fue cubierta a través de diversos mecanismos como el denominado "Fondo Sojero" y los frecuentes auxilios financieros surgidos de la Nación y la Provincia.

Comentá la nota