El 80 por ciento de las mediaciones tiene éxito

El Centro de Mediación Vecinal, dependiente de la Dirección de Justicia de la provincia, registró este año más de 200 casos a raíz de diferencias y problemas con vecinos que afectaban la convivencia en el barrio, clubes, escuelas e inclusive en las mismas familias. Según los datos oficiales, el 80 por ciento de estas mediaciones se resolvió favorablemente con la conciliación entre las partes.
El dato llamativo es que la mayoría de estos casos que requirieron de mediación se registraron en la zona sur de la ciudad, revirtiendo de esta manera, las estadísticas de años anteriores donde la mayor cantidad de las mediaciones fueron en los barrios del norte.

De acuerdo con los datos aportados por los mediadores, la zona sur se trata de una zona "bastante conflictiva por el solo hecho de cómo viven las personas y eso lleva a que tengan conflictos por cualquier cosa. El año pasado se notó mucho más en el norte. Las diferencias tienen que ver en gran parte con agresiones verbales por entredichos y malas interpretaciones. Además, tiene que ver con la cantidad de gente que comenzó a vivir en la zona".

Del total de casos, un 80 por ciento llegaron a conciliar. Aunque cuesta que la parte convocada llegue, ya sea por la distancia o por la situación económica, "nosotros le garantizamos la atención personalizada en un ámbito propicio para que el vecino encuentre de manera pacífica una solución mutuamente ventajosa", señaló uno de los mediadores.

Consultados sobre los problemas puntuales que llevan a la mediación, los mediadores coincidieron que lo que imposibilita la cordial convivencia entre los vecinos tiene que ver con conflictos de medianería, ruidos molestos, agresiones verbales, animales sueltos, basura, diferencias por disputas entre menores, conflictos familiares, lo que no quita que además se traten temáticas fuertes y que incluyan al núcleo familiar, por ejemplo, casos de matrimonios que al separarse quedan con cierta carencia para poder hablar y poder subsanar temas que involucran a los hijos, como la cuota alimentaria o el régimen de visitas.

Asimismo, señalaron que este año se presentaron varios casos en familias, como conflictos entre hermanos por propiedades que, siempre y cuando no esté judicializado el tema, el Centro de Mediación interviene sólo a pedido de parte.

El trabajo de mediación se extendió también hacia el interior, donde a pedido de vecinos de Belén, La Paz y Los Altos, se trabajó este proceso participativo, voluntario, cooperativo, gratuito, donde el mediador es un tercero neutral.

La mediación tiene como objetivo promover el diálogo entre partes, donde las mismas son protagonistas en resolver sus diferencias; crear una buena comunicación dentro de un proceso participativo, solidario y creativo.

Todo el trabajo que realizan los mediadores se hace en un marco de absoluta confidencialidad y respeto, atendiendo de manera personalizada a cada uno de los casos que se presentan.

Comentá la nota