El 90 por ciento está vacunado contra la fiebre amarilla.

El vicegobernador de Corrientes, Tomás Rubén Pruyas, realizó una visita institucional al Hospital de Colonia Liebig y a la sala de Primeros Auxilios de San Carlos con el fin de monitorear el operativo de vacunación contra la fiebre amarilla ya que a principios del mes de enero se encontraron en la zona nordeste de la provincia 4 monos muertos.
Para monitorear este aspecto y también recabar las inquietudes de cada nosocomio el vicegobernador, manifestó que el 90 por ciento de la comunidad ya recibió la vacunación contra la fiebre amarilla.

Luego de reunirse con el intendente de Colonia Liebig, Raúl González; la directora del Hospital, María Cristina Mateos; el intendente, de San Carlos, Jacinto Benítez y la directora de la sala de Primeros Auxilios, Isabel Farina; el vicegobernador manifestó que la situación esta controlada y que de igual manera se continuará con la vacunación para contener a toda la población y que el riesgo sea cero.

Cabe recordar que aparición 4 monos muertos a escasos 5 kilómetros de Colonia Liebig, en un establecimiento de la zona de Cuatro Bocas, ante lo cual el Gobierno provincial a través del ministro de Salud Pública, Adolfo Schneider, encabezó este un operativo de rastrillaje casa por casa en la localidad, en donde compartió tareas con el intendente, Raúl González, y la directora del hospital, Cristina Mateo.

Si bien en Corrientes todavía no hay casos de fiebre amarilla en humanos ni en monos, ya que todos los estudios hechos a los ejemplares muertos enviados al Instituto Maiztégui dieron negativo para la provincia de Corrientes, debido al limite con la provincia de Misiones donde si aparecieron casos, se llevó adelante y se continua realizando todo tipo de operativos sanitarios.

Al respecto Pruyas dijo que de todos modos, con la aparición estos últimos ejemplares en la zona de Colonia Liebig debemos estar alertas y reforzar los mecanismos de prevención de la enfermedad con más vacunación en la zona de riesgo, con rastrillaje de los barrios para erradicar focos del vector, el Aedes aegypti, y con la captación de febriles.

Comentá la nota