Ciento cincuenta policías patrullan la zona de Alem durante el fin de semana

Unos ciento cincuenta policías refuerzan desde anoche las calles de la zona de Alem en el corazón de Playa Grande.
Allí es esfuerzo policial se centra fundamentalmente a partir de las 5,30 de la madrugada, hora en que los boliches deben cerrar sus puertas y unos 30.000 jóvenes son virtualmente "tirados" a la calle , cumpliendo la Ley Bonaerense.

Aunque parezca increíble es así de real. A esa hora , muchos de los chicos y chicas "apuraron" el consumo de tragos ante la prohibición de venta de alcohol, es de "cajón" que saldrán molestos e irritados, y las trifulcas se potencien.

Felizmente en la primer noche de un control policial mas estricto, no se registraron inconvenientes, mas allá de algún que otro/a ebrio/a que fue auxiliado por sus propios amigos.

Pulti quiere modificarles la conducta

El jefe comunal de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, aseguró que reforzaron los controles de seguridad en Mar del Plata para evitar los excesos de los jóvenes con el alcohol, aunque también pidió una "modificación en la conducta" de la sociedad para evitar accidentes de tránsito.

"Los problemas se siguen produciendo porque todavía hay pautas que la sociedad está tardando en revertir. Una de ellas es esto tan peligroso que significa beber y manejar rápido", precisó el intendente de General Pueyrredón

Pulti señaló que continúan los controles en la ciudad balnearia, aunque negó que haya conflictos, ya que "hay una presencia pacífica de turistas y de habitantes de la zona".

Por último, aseguró que "por medio del diálogo" solucionaron las diferencias con los comerciantes del corredor de la calle Alem.

"Se ha dado alguna tensión que hemos resuelto por medio del diálogo y del consenso. El tema de la alcoholemia requiere la presencia del Estado (comunal) para evitar excesos y también el tema de la capacidad en los locales debe tener un control", puntualizó el intendente.

Comentá la nota