Un 90 por ciento de adhesión en las escuelas públicas de Tandil.

Ayer los maestros ratificaron su acompañamiento al paro. La FEB denuncia un "operativo desgaste" con la amenaza del descuento de días, ya esbozada por la Provincia. Hoy los chicos tampoco tendrán clases.
La cuarta jornada sin clases en las escuelas públicas de Tandil ratificó el acompañamiento mayoritario de los docentes a la medida de fuerza dictada por el Frente Gremial Docente, al tiempo que uno de los sindicatos denunció un "operativo desgaste" –al parecer- pergeñado por la Provincia mediante la amenaza de descuentos de días no trabajados.

Tanto la Jefatura Distrital de Educación como la Federación de Educadores Bonaerense cuantificaron "entre un 85 y 90 por ciento" el nivel de acatamiento, un porcentual similar al de los anteriores días de huelga. Mientras hoy se cumplirá otra jornada con aulas vacías (paro por 48 horas), Diana Rave, titular de la FEB (Tandil) leyó que la altísima adhesión responde a la "disconformidad total" con la "no oferta" de la administración de Daniel Scioli. En contacto con LA VOZ, la sindicalista aseguró que "fue tremendo cómo se fue dilatando la última paritaria, nunca se puso una nueva oferta en la mesa, sino que repitieron lo que ya se había rechazado, pero la suma la repartieron de otra manera".

Rechazaron nuevamente los gremios las "sumas en negro y retribuciones que no ingresan al básico", porque "los jubilados quedan afuera y además intentan achatar el escalafón docente".

"Ellos sabían que no íbamos a aceptar eso", alegó la entrevistada, quien culpó al Estado bonaerense del "desgaste que implican los conflictos".

"Esto nos desgasta a todos, a los docentes y a todo el mundo, el conflicto nos pone en una situación singular, porque no estamos en las mejores condiciones para cumplir con el trabajo con los alumnos. Este problema no lo buscaron los docentes", evaluó.

En referencia al gobernador y su director de Cultura y Educación de la Provincia, criticó Rave que pidan "responsabilidad a los gremios, cuando la educación pública es responsabilidad del Estado".

Para la FEB, las cifras "en blanco son sólo aquellas incorporadas al básico, y redunda en otras bonificaciones. Ellos postulan cifras remunerativas o bonificables, con maquillaje, que vienen utilizando desde la gestión anterior. Pero lo cobran algunos, no es parejo para todos los docentes".

"Pese a los descuentos de los días de paro, seguimos reclamando por nuestros derechos, que son los justos", dijo.

Llamó luego al Gobierno a que "hagan un poco más de esfuerzo" en términos de oferta salarial, de manera de destrabar el diferendo.

Cabe recordar que FEB había votado "hasta 72 horas de paro", aunque terminaron acordando con el Frente sólo 48 horas.

"Hay que dar el ejemplo desde arriba para pedir un esfuerzo patriótico. El Gobierno nos metió en un embudo, pedimos soluciones desde septiembre del año pasado, y nunca hubo decisión política de eludir el paro", concluyó Diana Rave.

Comentá la nota