Científicos tucumanos descubren nuevas virtudes en la quinoa

Se trata de un fruto utilizado históricamente por las culturas andinas. Dos expertos advirtieron un mayor rendimiento proteico en territorio provincial que en su lugar de origen.

Seis variedades de quinoa, provenientes del Altiplano Boliviano, cultivadas en Encalilla (INTA - Amaicha del Valle), demostraron un rendimiento proteico superior que su lugar de origen. "Este descubrimiento pone en evidencia que la interacción de la constitución genética de la planta con el ambiente donde la misma se desarrolla puede dar sorpresas que en definitiva pueden ser útiles tanto en términos de alimentación como económicos", expresó Juan Antonio González, director del Instituto de Ecología que conduce un programa de reintroducción de la quinoa en la zona de los Valles Calchaquíes en Tucumán. En efecto, los rendimientos proteicos en el altiplano son del orden del 12 por ciento mientras que el obtenido en Amaicha estuvo por arriba del 15 por ciento.

Sin embargo -agregó Fernando Eduardo Prado, integrante del equipo de la Facultad de Ciencias Naturales-, lo más importante en este caso no es sólo la cantidad de proteínas sino la calidad de la misma. "En los cultivos de Amaicha hemos encontrado que la proteína de las semillas de quinoa, poseen 16 aminoácidos esenciales y dentro de ellos hemos encontrado que los aminoácidos triptófano y metionina se hallan incrementados en casi un 20 a un 30 por ciento. Se debe recordar que estos aminoácidos son importantes para el desarrollo normal de las personas (ver recuadro).

Para realizar un estudio exhaustivo los investigadores explicaron que formaron una red de colaboración internacional pues la "quinoa" se presenta como una alternativa para zonas donde los cultivos tradicionales no se pueden realizar. "Es así que otros análisis fueron realizados en la Graduate School of Human Life Science de Osaka, Japón y en Barcelona (España), los que demostraron que las semillas de quinoa poseen aluminio, calcio, cobre, hierro, potasio, magnesio, manganeso, sodio, fósforo y cinc. Estos minerales y en especial el potasio, calcio, hierro, cinc, cobre se hallan en valores superiores que en los alimentos que normalmente la gente de los valles consume", indicó González.

"Incluso a través de estudios por microscopía electrónica y microanálisis realizados en la Universidad de Patras en Grecia, se ha determinado el lugar exacto donde la semilla almacena estos minerales lo que nos brinda la posibilidad futura de seleccionar tejidos u órganos en desarrollo con un grupo de minerales en particular", agregó Prado.

González explicó que el proyecto lleva dos años y queda un tercero para trabajar con la comunidad de Amaicha y con escuelas de la zona dado que el éxito de la reintroducción de la quinoa dependerá de la adopción que la comunidad haga de ella. Los resultados indican que la quinoa, puede ser una buena alternativa alimentaria para la región de los Valles Calchaquíes e incluso generar microemprendimientos locales.

Una ancestral dieta

La quinoa (o quinua) era utilizada como alimento sagrado por las antiguas culturas andinas. Pese a que su utilización está creciendo de manera vertiginosa, fundamentalmente en la cocina gourmet, las cualidades de esta planta la ubican con grandes posibilidades a futuro.

La planta tiene una planta de gran resistencia y se adapta a diversas condiciones de latitud y altitud hasta unos 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, y puede crecer en zonas áridas y semiáridas. Su nombre científico es Chenopodium quinoa Wild, y entre sus denominaciones también ha tenido la de "trigo de los incas".

Propiedades

Triptofano:

Ayuda a la formación de la vitamina B3. Además, colabora en la regulación de los niveles adecuados de serotonina en el cerebro que a su vez ayuda en la regulación del sueño, entre otras propiedades.

Metionina:

Aporta azufre y otros compuestos que necesita el organismo. La metionina pertenece también a un grupo de compuestos llamados lipotrópicos, o sustancias químicas que ayudan al hígado a procesar las grasas.

Comentá la nota