"El ciclo kirchnerista se terminó, CFK perdió la relación con la gente"

El jefe de Gobierno pronosticó que en octubre el oficialismo "va a tener una primera minoría porque la oposición se va a expresar en distintas alternativas". También afirmó que en 2011 "tendrá el 70% de la gente en contra". Preliminares con Solá y De Narváez.
Mauricio Macri criticó hoy con dureza al kirchnerismo, al afirmar que el ciclo del oficialismo "se terminó", y aseguró que las conversaciones entre el PRO y los peronistas Franciscos De Narváez y Felipe Solá están en las "preliminares".

"Mi mirada es que el ciclo kirchnerista se terminó" y que "en octubre (cuando se realicen las elecciones legislativas) van a tener una primera minoría, porque la oposición se va a expresar en distintas alternativas", señaló el jefe de Gobierno de la Ciudad.

Agregó que "después, en el 2011 (en las elecciones presidenciales), siendo una primera minoría, el kirchnerismo no puede ganar nunca una elección en segunda vuelta; tienen el 70 por ciento del país en contra".

Las expresiones de Macri se inscriben en un contexto de cada vez más distanciamiento entre la administración de la Ciudad y el Gobierno nacional, luego de que el año pasado se había intentado un acercamiento a raíz de una agenda de temas, cuya habilitación necesita de un acuerdo de la gestión central.

El jefe de gobierno porteño juzgó que el oficialismo nacional, cuyo mandato inició el 25 de mayo de 2003 y fue continuado a partir de diciembre de 2007 con la presidencia de Cristina Fernández, "ha perdido la relación con la gente".

Diagnosticó en declaraciones radiales que "eso es difícil de recuperar, y además no tienen la vocación de hacerlo", por lo que se dificultaría una mejora en la intención de voto del oficialismo.

Varios dirigentes del PRO coinciden en que "está cerca" un acuerdo entre los diputados justicialistas críticos De Narváez y Solá y con el tercer actor que es el macrismo de la provincia de Buenos Aires, que preside Jorge Macri.

Consultado Mauricio Macri sobre ese punto, respondió: "Se podría. Con Francisco ya hemos estado en una elección, con Felipe he estado dialogando últimamente, (aunque) tuvimos un bache cuando fue militante kirchnerista, pero todavía estamos en conversaciones preliminares".

"Esperemos sumar todo lo que se pueda", agregó, en alusión a un frente que podrían conformar esos sectores frente a las elecciones de renovación legislativa de octubre venidero, en que se elegirán diputados nacionales, legisladores provinciales, concejales y consejeros escolares.

Por su parte, el diputado provincial por el PRO Jorge Macri aseguró a DyN que entre su sector y Solá "hay una buena relación", pero aclaró que los diálogos por ahora son "iniciales".

"No es que estemos trabajando en un inminente cierre electoral. Creo que es difícil imaginar un cierre fuerte antes de abril o mayo. Mientras tanto, hay que ir generando una relación", explicó el legislador del PRO.

Por lo tanto, en el distrito bonaerense podrían competir al menos cuatro frentes políticos con chances: El kirchnerismo y el justicialismo oficial, la Coalición Cívica y sus aliados, el PJ anti K y el PRO, y Proyecto Sur, que a nivel nacional orienta Fernando Pino Solanas y alrededor del que se nuclean sectores del socialismo, peronistas y agrupaciones de centroizquierda.

Por su parte, el diputado del PRO bonaerense Ramiro Tagliaferro advirtió que "si trabajamos en equipo podemos ganar las elecciones".

"Yo creo que Solá, De Narváez y el PRO están en condiciones de formar este equipo. Es más, creo que tenemos la responsabilidad de hacerlo para brindarle una verdadera alternativa a nuestros vecinos", reclamó el dirigente macrista en diálogo con DyN.

Macri se refirió a la posibilidad de que Gabriela Michetti sea candidata a diputada en octubre por el distrito porteño, al asegurar: "Yo soy de los que quieren que sea candidata, pero todavía lo estamos debatiendo".

"Es la que más identificada está con el PRO y conmigo, es a quien no hace falta ponerle un cartelito abajo que diga que es candidata del PRO", señaló.

Comentá la nota