El Ciati comenzó a realizar análisis

Desde hace aproximadamente tres meses y a pedidos de bodegas, el Ciati AC de Regina comenzó a realizar análisis de muestras de vino en la que comenzó a detectarse la presencia de "natamicina", un elemento químico que no está permitido por las leyes nacionales.

En las últimas semanas, y a partir de muestreos que se realizaron a vinos argentinos en Europa, que generaron el rechazo de lotes de distintas bodegas de Mendoza y Neuquén, y la falta de equipamiento técnico adecuado, el Instituto Nacional de Vitivinicultura, solicitó también los servicios del Ciati para realizar análisis sobre el muestreo de vinos.

Carlos Espósito gerente del Ciati, explicó que "los controles comenzaron a realizarse a pedido de las bodegas, y desarrollamos el método que nunca pensamos que iba a desatar todo esto que ha ocurrido. En este momento somos los únicos que lo estamos haciendo en el país".

Explicó que la natamicina no es un producto que perjudique a la salud de las personas, pero es un producto que no está autorizado su uso para vinos, aunque sí está permitido en distintos productos lácteos.

Precisó que la natamicina es una especie de antibiótico que se utiliza para que no se desarrollen ciertos microorganismos que pueden generar el deterioro del producto, "al agregarse al vino lo que se obtiene como resultado es que no se deteriore, pero en realidad no está legislado su uso en vinos; en algunos países sí está permitido pero la Unión Europea y en Argentina no está autorizado" apuntó. El Ciati AC es el único laboratorio del país que cuenta con los elementos técnicos necesarios para la realización de estas determinaciones, con la utilización de cromatógrafos. Precisamente en diciembre este laboratorio, que tiene reconocimiento a nivel internacional por sus determinaciones, puso en marcha equipos de última generación, similares a los utilizados por la Unión Europea y Estados Unidos.

Comentá la nota