Ciano: "Nos piden que se los autorice a violar la ley"

El secretario de Gobierno aseguró que la discusión con los comerciantes de Alem pasa por el factor de ocupación. Es el que establece la cantidad de personas que puede haber en cada lugar. Dijo que el Ejecutivo no analiza ceder en ese punto.-
El secretario de Gobierno, Ariel Ciano, aseguró ayer que los propietarios de los bares de Alem solicitan que el Municipio "los autorice a violar la ley", y advirtió que la administración "ni siquiera intentará" ponerse de acuerdo en ese punto.

Ciano dejó en claro que la discusión central con los dueños de los locales nocturnos pasa por el factor de ocupación; es decir, por la reglamentación sobre cuántas personas puede haber en cada lugar según su superficie.

"En lo que no nos ponemos de acuerdo y ni siquiera podemos intentar ponernos de acuerdo es en la petición de ellos de que les autoricemos a violar la ley, concretamente, con el factor de ocupación", dijo ayer después de reunirse con el presidente de la cámara que agrupa a los comerciantes (Carba), Pablo Villar.

"Tenemos el poder de policía de controlar diferentes cuestiones que tienen que ver con el esparcimiento nocturno. Estamos de acuerdo con los titulares de los comercios en muchas de las cosas que ellos han manifestado: en la idea de generar un mayor control en la vía pública, en erradicar los lugares que venden o entregan alcohol fuera del horario permitido, en (controlar) las fiestas privadas y demás", afirmó Ciano. Admitió, sin embargo, que no hay consenso sobre la cantidad de personas que pueden ingresar a cada bar.

"Los factores de ocupación están establecidos e intervienen los bomberos. Tienen que ver con cuestiones de espacio, de cantidad de metros, de posibilidades de evacuación. Están estipulados. Y nosotros lo que hacemos, lo que debemos hacer, es controlarlo estrictamente", señaló Ciano.

Según el secretario, el control sobre ese factor "no es una cuestión antojadiza". "Ya de por sí que esté en la ley nos obliga a hacerlo cumplir. Pero además está previsto para garantizar la salud y la integridad física de quienes concurren a esos lugares", comentó.

El drama de un posible "Cromañón" en Mar del Plata está presente en las autoridades locales. "El otro día el intendente Pulti decía que nadie quiere pensar que en Mar del Plata se produzca una tragedia como la que ocurrió hace unos años en Buenos Aires. Que ninguno de los titulares de estos comercios quiere ser un posible (Omar, el propietario de la discoteca que se incendió el 30 de diciembre de 2004) Chabán. Me parece que esta es la idea que tenemos que tener", apuntó.

Los comerciantes, aclaró, ofrecen distintos argumentos para que no se controle estrictamente el control de ocupación. "Algunos manifiestan que gran parte de la superficie es descubierta y que eso no se tiene en cuenta, otros manifiestan que hubo una reducción del factor de ocupación por una nueva inspección de bomberos, otros señalan, directamente, que la ecuación económica no va a ser la que ellos esperan si se cumple el factor".

"Hay una serie de cuestiones -agregó- que nosotros ni siquiera entramos a analizar. Lo que hacemos es intentar que se cumpla la norma. En este caso más aún, porque la violación de la ley puede generar consecuencias no deseadas por nadie". Y concluyó: "No esperemos que se derrame la leche para llorar. Evitemos, haciendo cumplir la norma, cualquier desgracia".

Los comerciantes dicen que son "conscientes" de lo que solicitan

El presidente de la Cámara de Bares y Restaurantes de Alem (Carba), Pablo Villar, admitió ayer que los comerciantes buscan una modificación en el denominado factor de ocupación, pero dijo que "son conscientes" de lo que piden porque "está cubierta" la seguridad de sus clientes.

"Cuando se habla del factor ocupacional los políticos no se animan a modificarlo, reconociendo que está mal otorgado, por temor a quién se hará responsable si un día pasa algo", indicó el empresario.

"Nos da tristeza que una ciudad como Mar del Plata, a la que tanto le costó atraer un turismo de entre 20 y 35 años, tenga que vivir una situación así. Hemos sufrido esto desde hace años. Aguantamos bastante, cedimos bastante y ahora necesitamos que el Estado se dé cuenta que solamente queremos trabajar", agregó.

Villar aseguró que los propietarios de los locales nocturnos de la zona de Alem mantienen su decisión de cerrar el fin de semana. "Vamos a estirar la decisión final lo máximo posible; si es necesario, hasta mañana (por hoy) al mediodía para tomar una postura definitiva", matizó.

Villar reconoció que en ciertos aspectos hay coincidencias con el Ejecutivo. "En algunas cuestiones que tienen que ver con los controles dentro de los locales y en la vía publica coincidimos, tuvimos una buen predisposición del Estado, pero hay cuestiones vinculadas al formato de los controles que son poco equitativas con respecto a otros sectores de la ciudad", cuestionó.

"Teniendo en cuenta la temporada de verano y ante el fin de semana que se viene queremos tener seguridad para quienes vienen a nuestros locales y también que podamos trabajar", acotó.

Comentá la nota