Ciancio respondió a las críticas de De Vido

Ciancio respondió a las críticas de De Vido
"De Vido no puede comparar". De esta forma el ministro de Aguas, Servicios Públicos de la provincia le contestó al ministro de Planificación nacional. De Vido había dicho que en Santa Fe se pagaba un 236% más caro el megavatio que en Buenos Aires. "Son realidades distintas", expresó.
El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, salió ayer a responderle al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien había manifestado que en los hogares santafesinos se paga el megavatio un 236 por ciento más caro que en Buenos Aires. El funcionario provincial dijo a Rosario/12 que no quiere polemizar con un ministro nacional, pero deben tenerse en cuenta algunas diferencias, "la más importante, es justamente la dispersión de la demanda que tenemos. No se puede comparar una empresa de Capital Federal donde un edificio representa a una localidad de la provincia de Santa Fe. Hay grandes asimetrías propias de cómo están distribuidos los clientes, su capacidad de pago. Además en Capital Federal se privilegia y se premia el consumo". En tanto, la CGT regional Santa Fe manifestó su rechazo a los nuevos aumentos anunciados por la EPE y Aguas Santafesinas. En un comunicado firmado por su titular, el diputado justicialista Alberto Cejas, sostuvo que "el Gobierno provincial se adelanta licuándonos los posibles incrementos salariales con el aumento de luz y aguas" .

Las declaraciones del ministro de Planificación Julio De Vido, asegurando que tanto los hogares como las industrias santafesinas pagan un porcentaje muy superior a los que se abonan en Capital Federal y el Conurbano bonaerense, fueron difíciles de digerir en la cartera de Agua, Servicios Públicos y Medio Ambiente provincial.

Recién llegado de Buenos Aires, donde mantuvo una reunión con las provincias que integran la Cuenca del Plata, para analizar la problemática de la crecida de los ríos, Ciancio dijo a este diario que a la hora del análisis deben tenerse en cuenta algunas diferencias, pero "la más importante, es justamente la dispersión de la demanda que tenemos. No se puede comparar una empresa de Capital Federal donde un edificio representa a una localidad de la provincia de Santa Fe".

Ciancio agregó: "Para llegar a esa localidad, hay una mayor cantidad de redes de media, baja y alta tensión. Hay un costo de mantenimiento mucho más grande, equipamientos que hay que tener disponibles, hombres, edificios comerciales, funcionarios locales, más equipos de transformación, un plantel grande de vehículos que consumen más combustible". Además, el ministro explicó que un cliente santafesino está pagando también en su factura el alumbrado público, mientras que en Capital Federal y el conurbano bonaerense se paga a través del impuesto municipal.

Según Ciancio, existe otra diferencia notable, en cuanto a cómo se han construido las tarifas. "En Capital Federal, a mayor consumo, menor costo del kilovat/hora. Esto significa que los sectores pudientes que tienen toda la infraestructura en sus casas para consumir más, pagan el kilovat/hora más barato que un santafesino, donde nosotros arrancamos de un piso para los sectores más bajos y vamos incrementando el costo del kilovat/hora a medida que hay mayores consumos", apuntó el ministro.

El tercer grupo de diferencias lo constituyen las tarifas que la provincia tiene para los sectores vulnerables. Ciancio explicó que hay "tarifas especiales para jubilados, unos 100 mil clientes, un 10 por ciento de nuestra clientela. También existen convenios de tarifas diferenciales para sectores carenciados, y una tarifa que no se cobra, alrededor de 50 millones de pesos por año, para los electro dependientes; es decir, aquellos que viviendo en situación de carencia total utilizan la energía tanto en verano como en invierno".

Luego, en relación al apagón del pasado lunes que dejó a una quinta parte de la ciudad sin energía durante varias horas, el ministro explicó que hubo un recalentamiento en los cables en la estación de calle Sarmiento, mientras que en el centro de distribución de Echesortu, el ingreso de una paloma generó un cortocircuito.

De todas maneras, Ciancio aseguró que "no le escapamos a la discusión, pero hay que ver que muchos diputados provinciales que estuvieron a favor de la privatización, parecen no darse cuenta en qué condiciones dejaron la empresa. Algunos diputados dicen que no realizamos las inversiones que prometimos. Si bien no llegamos a los 500 millones de pesos en dos años, llevamos 330 millones. Estamos un poquito abajo, pero estamos invirtiendo, y si no nos hubieran cercenado el presupuesto, como lo cercenaron, seguramente este año podríamos hacer una inversión mucho mayor".

Por su parte, la Red Argentina de Consumidores le solicitó una audiencia en carácter urgente al ministro Ciancio para que se instrumente un régimen de resarcimiento a los clientes de la EPE afectados por los apagones. "Es tiempo de que haya una decisión política sobre este tema. No depende de la empresa proveedora sino del poder político", señaló el titular de la organización, Christian Galindo.

En este sentido, Ciancio dijo que los recibirá porque "hay una cosa que nosotros no hacemos, que es dejar de escuchar y de aprender". Si bien el ministro aclaró que existen reglamentaciones y marcos regulatorios que hay que cambiar, "charlaremos con todos aquellos que además de demostrar preocupación, nos ayuden a pensar cómo salir de estas inequidades".

Comentá la nota