Chubut ya tiene una nueva ley para atraer inversiones turísticas

Otorgará exenciones del pago del impuesto de sellos e ingresos brutos durante diez años. Además, subsidiará un 15% el consumo eléctrico y un 25% el de gas
Las empresas de turismo y de hotelería de Chubut están de parabienes: el gobierno provincial reglamentó la ley de inversiones, que las exime del pago del impuesto de sellos e ingresos brutos durante diez años.

Además, les subsidiarán hasta un 25% sobre el consumo de gas durante los primeros cinco años de la actividad. A partir del sexto año, el monto del aporte disminuirá gradualmente hasta su extinción definitiva al cabo de diez años. Idéntica vigencia tendrá el consumo eléctrico, al que subsidiarán hasta un 15% en los primeros cinco años, y en menor medida hasta llegar a los diez años.

Por otra parte, las empresas chubutenses que incorporen mano de obra local en un 90% del personal podrán obtener financiamiento para la participación en ferias internacionales, para capacitación laboral y un subsidio de hasta un 40% sobre la tasa de interés vigente para tomar un crédito bancario.

Esta promoción alcanza a la apertura de nuevas unidades productivas o de ampliación de inversión existente que tenga el propósito de incrementar la capacidad instalada.

"Esta ley se suma al sistema legal ya vigente, que otorga estos mismos beneficios fiscales a la construcción de obras de infraestructura", explicó José Ignacio Bellorini, subsecretario de Comercio Exterior e Inversiones.

Promueven al sector turístico tanto en la hotelería como en la gastronomía; a la industria manufacturera y de procesos industriales que agreguen valor en la cadena de elaboración; a la fabricación de componentes destinados a la generación de energías renovables; y a los proyectos industriales que representen un avance en la cadena de valor de la lana.

También se incluye a los proyectos medio ambientales cuyo objeto sea la fabricación, producción, instalación de componentes destinados a la protección y cuidado del medio ambiente, así como también el saneamiento, tratamiento, disposición y recuperación de residuos sólidos, gaseosos y líquidos.

"Otros sectores beneficiados serán las industrias metalúrgicas, metalmecánicas y siderúrgicas; los proyectos industriales destinados a la elaboración de vidrios y sus derivados; a la producción de filmes y videocintas de contenido cultural aprobados por la Secretaría de Cultura", agregó Bellorini.

Tampoco quedan afuera los proyectos de inversión de alto contenido tecnológico, donde se engloban aquellos destinados a la industria del software.

A su vez, estos incentivos pueden corresponder a las compañías de maquinarias y aparatos para telefonía; de construcción de embarcaciones y de equipos de transporte.

Comentá la nota