Chubut retoma la normalidad luego que se reavivara la furia del Chaitén.

En Chubut se dispondrá del plan de contingencia con carácter preventivo. En Esquel, Defensa Civil destacó que “la actividad en la región cordillerana es de absoluta normalidad”. En Comodoro Rivadavia se tuvieron que reprogramar vuelos el jueves a la noche debido a la presencia de cenizas, pero ayer se volvió a la normalidad.
El volcán Chaitén retomó su furia ayer por la noche luego de reactivarse el jueves y arrojar cenizas sobre localidades chilenas y argentinas. La actividad volcánica puso en movimiento los planes de contingencia en ambos lados de la cordillera. Anoche, había peligro de derrumbe en la zona del volcán a cuyos pies se encuentra la ciudad del mismo nombre y el Gobierno chileno dispuso el Alerta Roja. También se pretendía desalojar a los “pobladores rebeldes” por la fuerza.

La dirección del viento trasladó algo de residuos volcánicos hacia el sur chubutense y en Comodoro Rivadavia se reprogramaron los vuelos nocturnos. Y aunque ayer se volvió a la normalidad, el plantel de fútbol de la Comisión de Actividades Infantiles no pudo viajar hacia Santa Fe para enfrentar a Atlético Rafaela por la Primera “B” Nacional, ya que ante las reprogramaciones no consiguió cupo para toda la delegación.

EN ESTADO DE ALERTA

En conferencia de prensa en Esquel, el director general de Defensa Civil de Chubut, Evaristo Melo, informó que la situación es normal en las localidades de la provincia afectadas por la presencia de ceniza y que no se detectan pobladores con problemas de salud a causa de la reactivación del Chaitén.

“Hay absoluta tranquilidad en toda la región ya que sólo en algunas localidades se registró una caída mínima de ceniza. Afortunadamente no hubo que lamentar inconvenientes en la salud de las personas y podemos confirmar que la actividad en la región cordillerana es de absoluta normalidad”, precisó Melo.

Las localidades chubutenses afectadas por la ceniza arrojada por el volcán el jueves a la mañana fueron Trevelin, Aldea Escolar, Los Cipreses, Lago Rosario, Corcovado, Cerro Centinela, Carrenleufú, Tecka, Gobernador Costa, José de San Martín y Los Altares. “En todos los casos se trató de una caída mínima e imperceptible que no trajo dificultades a la población”, aclaró el director de Defensa Civil.

A la comarca andina llegaron los elementos del plan de contingencia como barbijos, colirios, agua mineral, pastillas potabilizadoras de agua y medicamentos. Todos los elementos están por si fuese necesario emplearlos.

EN CHILE

Los habitantes de las localidades chilenas de Chaitén, al pie del volcán, y Futaleufú tuvieron que pasar toda la jornada del jueves en la oscuridad. La columna de ceniza tapó el cielo y al mediodía de ayer las ciudades trasandinas tenían que tener las luces de la vía pública encendidas como si fuera de noche.

Mientras el gobierno chileno dispone el Alerta Roja por el peligro de derrumbe de parte del volcán, también se estudia desalojar judicialmente a los pobladores que se niegan a abandonar la zona.

Comentá la nota