Chubut llevó el cine móvil a 7 localidades chilenas.

Con la difusión de producciones cinematográficas nacionales y la entrega de libros publicados por el gobierno de Chubut, a través del Fondo Editorial Provincial y de Ediciones Especiales, la Secretaría de Cultura extendió los alcances del Cine Móvil y concretó un intenso recorrido por siete localidades del vecino país de Chile.
A más de 400 personas alcanzó la gira realizada por la undécima región chilena que incluyó la proyección de largometrajes argentinos con una fuerte impronta chubutense, para que a la hora de la reflexión posterior sobre el material audiovisual se pudiera realzar el trabajo de los actores, las temáticas y los directores, además de transmitir la geografía, fauna, flora, costumbres, historia y personajes representativos de esta región.

Cabe destacar que esta muestra del Cine Móvil llevada al vecino país ya fue disfrutada por miles de chicos de toda la provincia. Una experiencia integradora que convoca también a grandes que encuentran en dicha experiencia un punto de encuentro comunitario.

Puerto Aysén, Puerto Chacabuco, Coyhaique, Puerto Cisnes, Puyuhuapi, La Junta y Lago Verde recibieron al personal de la Secretaría de Cultura de la provincia que, en un hecho sin precedentes, no sólo concretó las proyecciones previstas sino que entregó libros del Fondo Editorial Provincial y de Ediciones Especiales a las bibliotecas de las localidades trasandinas.

Además, se proyectaron videos producidos por el Departamento de Diseño y Producción Audiovisual sobre artesanías chubutenses, afianzado la propia identidad a través de la recuperación de las tradiciones y costumbres.

En esta oportunidad se llevaron 8 largometrajes argentinos, 3 cortos de artesanos generados y se realizaron de 2 a 3 funciones diarias en cada población. Más de 400 personas disfrutaron de la experiencia.

En cuanto a la entrega de libros, fueron 175 las obras distribuidas, 25 títulos editados por el gobierno de Chubut, facilitando no sólo el acceso a material de gran calidad a las bibliotecas, sino posibilitando la presencia de autores locales entre los libros de consulta del vecino país.

Comentá la nota