Chubut: Diputados critican expresiones de fiscales y defensores de todo el país

Los diputados de Chubut repudiaron el pronunciamiento del Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores de la República Argentina en el que se cuestionaba el proceso de juicio político y posterior destitución del ex procurador general de Chubut, Eduardo Samamé.
La nota en cuestión impulsó a los legisladores del oficialismo a sugerir al mencionado Consejo que se informe debidamente y a calificar su accionar en este tema como de “gravedad inaudita y de una falta de responsabilidad absoluta” .

“Esta Legislatura considera que antes de emitir opiniones del calibre de las que el mentado Consejo ha vertido, es fundamental contar con la mayor información posible, para así poder hacerlo con seriedad y no adelantando posición”, indica la declaración aprobada por mayoría.

Además los diputados ofrecen a los integrantes del Consejo de Fiscales y Defensores “toda la información que se ha colectado desde el año 2000, y que ha sido tenida en cuenta al tiempo de adoptar una decisión respecto de la situación del ex procurador fiscal destituido”.

Los diputados aseguran que actuaron “en el convencimiento que, los funcionarios judiciales, tal como los demás funcionarios públicos, son responsables ante la ciudadanía, debiendo cumplir las mismas reglas de conducta y rendición de cuentas que el resto de los funcionarios, y ha sido en ese marco que se ha desarrollado el juicio político”.

INAUDITO E IRRESPONSABLE. La declaración de los legisladores chubutenses, aprobada en la anteúltima sesión del año 2008, del 17 de diciembre registrada bajo el número 92/08, sostiene que “el accionar desplegado por el Presidente del Consejo y hoy avalado por la Declaración plenaria reviste una gravedad inaudita y de una falta de responsabilidad absoluta en las aseveraciones que se han emitido”.

En ese marco señalan la relación existente entre el presidente del Consejo, Eduardo Quattropani, y el destituido procurador, Eduardo Samamé, y le informan a la mencionada asociación nacional que, como antecedente, Samamé había sido denunciado ante la Legislatura en nueve oportunidades.

EXPRESIONES DE ASTETE. En otro fragmento de la nota se hace referencia a las expresiones del diputado del PROVECH, Ricardo Astete, quien criticó públicamente a los fiscales que respaldaron al proceder de Samamé. “Exponen como un “verdadero escándalo institucional” las declaraciones de un diputado y a partir de allí montan un razonamiento absolutamente falaz. Endilgan a todo un cuerpo y ponen un manto de sospecha en un procedimiento constitucional, absolutamente legal y legítimo, por las expresiones de un integrante de la Cámara, emitidas de modo personal y no en un marco institucional, deduciendo de ello un avasallamiento de un poder con respecto a otro”, aclaran.

LENGUAJE Y SENSATEZ.El documento asegura que existe independencia en la actuación del Poder Judicial de Chubut, que es “falaz” que el ministerio público fiscal se encuentre en una situación de “precariedad institucional” y considera que el texto suscripto por los integrantes del Consejo de Fiscales y Defensores utilizó un lenguaje “ofensivo” para los diputados de Chubut.

Sobre el pedido efectuado por el Consejo de que los poderes de Estado de Chubut “recuperen la sensatez”, los legisladores se preguntan “¿desde que lugar se solicita ello? cuando se emiten este tipo de declaraciones que rozan la bajeza de la defensa corporativa de un integrante que ha sido juzgado bajo los procedimientos constitucionales previamente establecidos, por la misma Legislatura que lo designó y que ha evaluado si sus condiciones de idoneidad para el ejercicio del cargo se mantenían, concluyendo que no, en el ámbito de su competencia”.

Comentá la nota