Choferes de Polo esperan cobrar suma extra de $400 para no parar el servicio.

Suspendieron una medida de fuerza que habían anunciado para ayer. Desde el Ministerio de Transporte aseguran que el dinero, perteneciente a los subsidios nacionales, será depositado cuanto antes.
El reclamo de los choferes de "Polo" parece haber entrado en un compás de espera. Ayer los conductores dejaron en suspenso la medida de fuerza que había puesto en duda la normalidad del servicio y decidieron aguardar hasta mañana para ver si cobran la suma extra de 400 pesos, que forma parte de los subsidios retenidos por el Ministerio de Transporte.

La presencia de un funcionario de ese ministerio fue el punto saliente de la nueva audiencia que se celebró al mediodía en el Programa Relaciones Laborales. María del Carmen Maltese, a cargo del Area Gestión y Control de Servicio del Programa Transporte Regular, transmitió el compromiso de depositar cuanto antes la totalidad de los subsidios a la prestataria que llega a La Punta y Juana Koslay, entre otras localidades. Y desde prensa de esa cartera aseguraron que los pasos administrativos para la liquidación ya están terminados.

"La decisión en común de las partes de pasar a un cuarto intermedio muestra que hay predisposición a solucionar el conflicto", evaluó el jefe de la Delegación San Luis del Programa Relaciones Laborales, Fabián Filomena.

La convocatoria terminó por posponer el paro que se había propagado por algunos medios de comunicación de la capital. "Transporte nos pidió que llegáramos a un acuerdo en 48 horas", dijo previo a la audiencia el número dos de la UTA, Francisco Guerrero, para desactivar una protesta inmediata de los trabajadores.

La próxima reunión se fijó en el día en que finaliza el período de conciliación obligatoria. Será mañana a las 12 y se prevé que asistan los mismos que se vieron las caras ayer, incluida la empresa a través de su apoderada Mabel Tyempertyopolos y el gremio, representado por su secretario general Luis Foresto.

Casi al día con la UTE santafesina

El adicional de 400 pesos también derivó en el primer paro de la UTE santafesina en tierras puntanas. Sin embargo, con la empresa urbana la situación parece estar casi normalizada. Su apoderado, Carlos Biscari, dijo que el Gobierno le depositó la totalidad de los subsidios reclamados de marzo y abril en concepto de SISTAU, Compensaciones Complementarias Provinciales y el reajuste salarial destinado a los choferes.

"Fueron cerca de 800 mil pesos en tres pagos, de sumas casi iguales y consecutivas, que nos abonaron en el término de 10 días", detalló el directivo y reconoció que del total le descontaron el importe por Ingresos Brutos. "Para estar al día solo nos falta cobrar el dinero correspondiente a mayo, donde también vienen incluido los 400 pesos que le corresponden a los trabajadores", expuso Biscari.

Comentá la nota