Choferes de micros y taxistas deberán exhibir sus nombres.

La credencial debe ser expuesta al público con una foto y todos sus datos personales.
La Cámara de Diputados convirtió en ley una iniciativa de Amalia Monserrat (Con Fe) que establece que los conductores de taxis, colectivos y otros tipos de servicio que formen parte del Transporte Público de Pasajeros de la Provincia lleven una credencial con sus datos personales a la vista de los usuarios.

La credencial deberá contener, además, una foto del conductor, su nombre y apellido, número de documento, datos del titular dominial y grupo o matrícula del vehículo. Quienes incumplan con la normativa estarán sujetos a sanciones, según se explica en el texto del proyecto.

El objeto de la ley es brindar un mejor servicio a los usuarios del transporte público mendocino mediante la implementación de mecanismos de información de utilidad.

El Ministerio de Infraestructura, Vivienda y Transporte, a través de la Dirección de Vías y Medios de Transporte será la autoridad de aplicación y deberá reglamentar la ley en 60 días.

Comentá la nota