Los que chocan dos piedras con la misma vez.

Volverían los problemas a la Papelera Azul, ya que uno de los dueños manifestó que no podrá pagar una de las quincenas adeudadas. Esto sería una nueva vergüenza, no solo para ellos, sino para Omar Duclós que fue a visitar la calma Papelera.
Decir que son pocos serios , quizas decir que son unos irresponsables y que el Estado Municipal debería tomar las riendas del negocio, al menos para salvar a sus trabajadores, y dejar de lidiar con gente que no tiene la menor palabra. Pero sabemos, que el gobierno radical no tiene vocación para las grandes empresas. Ni esta ni otras que se pudieron haber salvado si la mano del Estado hubiera apuntalado a los trabajadores, esperamos que esta vez se atreva.

Lo lamentable, es ver que detrás de esta irresponsabilidad hay personas, familias enteras, pero cuando salen por televisión, vemos a los propietarios de la Empresa víctimas que se quedan sin voz, que se les cae el cabello, que no duermen de noche, ¿y los trabajadores? ya deberían haberse suicidado.

Otro dolor de cabeza que quizas se vaya a pique y para siempre, solo puede salvarlo la impronta de personas que quieran dar una mano, el gobierno tiene las herramientas, aunque quizás no lo vea.

Comentá la nota