Chironi destacó el diálogo para normalizar el partido, pero ratificó que el cauce es respetar lo decidido en la Convención Nacional

El exdiputado nacional y referente del radicalismo orgánico en Río Negro, Fernando Chironi, estimó que “en la primera semana de noviembre” se reunirá la comisión partidaria –integrada por los tres interventores rionegrinos y los sectores provinciales de la orgánica y el oficialismo gobernante- que deberá consensuar las bases de la normalización en el distrito.
Señaló que “se pueden escuchar los distintos puntos de vista, tender puentes, pero en base a la reafirmación de la independencia nacional del partido yd e la construcción de una alternativa opositora, como se ratificó en Mina Clavero”. Dijo a la agencia APP que “esto marca el cauce por donde las conversaciones pueden avanzar”. “La normalización partidaria la quiere todo el mundo, pero hay que ver si efectivamente se han removido las causas que en su momento determinaron la intervención”, afirmó.

Sobre la creación de la comisión, expresó a la agencia APP que “el diálogo es siempre bueno, más allá que las posiciones puedan aparecer en principio como distantes. Me parece bien que haya la posibilidad de un diálogo que involucre a los sectores que pueda tener el radicalismo rionegrino. La representación del partido va a estar dada en por la presencia de los tres interventores y la conducción ha pensado en representaciones institucionales, el senador Pablo Verani, el vicegobernador Bautista Mendioroz, el presidente del bloque de diputados provinciales (Daniel Sartor) y los intendentes de las dos ciudades más grandes que está gobernando el radicalismo (Jorge Ferreira y Marcelo Cascón), más dirigentes del sector orgánico”.

Informó que de acuerdo a lo dicho por Gerardo Morales “la idea es tener una primera reunión para conocer cuál es el pensamiento de cada uno de los invitados a esa reunión, sobre la base de una premisa fundamental que tanto el Comité Nacional como la Convención ha expresado claramente: que la UCR es un partido nacional, es autónomo del gobierno nacional y está construyendo una alternativa política para el año 2009, fundamentalmente para sustituir al gobierno actual en el año 2011”.

Enfatizó que “hacemos oposición porque queremos ser alternativa, entonces ésta es la cuestión liminar y la base del diálogo. Por eso hay idea de escuchar a los distintos dirigentes a ver cuál es en definitiva su posición que no siempre aparece clara, por el contrario muchas veces se escuchan voces que no concuerdan con el partido”.

Sobre el discurso del gobernador Miguel Saiz en oportunidad de la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Viedma, dijo a la agencia APP que “siempre tengo claro que un gobernador, un intendente, tienen un margen de maniobra que es mucho más amplio. En la medida que ellos han sido elegidos por el pueblo y tienen que gobernar tienen la libertad para llevarse bien con todo aquel que deba llevarse bien”.

Chironi indicó que “al lado de quien gobierna tiene que haber un partido con mucha autonomía, con mucha fortaleza que apoye a su gobierno en términos de asegurarle la gobernabilidad, pero por otro lado se identifique y sea parte del partido nacional del que dice formar parte”.

Enfatizó que “el problema no está en lo que pueda decir o hacer en términos institucionales el gobernador Miguel Saiz en sus relaciones con el gobierno nacional, el problema está en lo que hace el partido”.

Agregó que “relaciones amistosas entre los gobiernos de Río Negro y los gobiernos nacionales siempre las ha habido, pero que esas relaciones se transformen en alianzas electorales por afuera de lo que dice el partido nacional, eso no ocurrió nunca”. (APP)

Comentá la nota