China superó a Alemania y ya es el principal exportador del mundo

China pasó a ser el principal exportador de mercaderías a nivel mundial, al superar en 2009 al ahora antiguo líder en exportaciones, Alemania.
En 2006 era el número tres, detrás de Alemania y Estados Unidos. Pero al año siguiente superó a este último, y ahora a Alemania.

El año pasado, por efecto de la crisis global, prácticamente todos los países vieron mermar su comercio exterior, pero en diciembre hubo un repunte en China que le permitió escalar al más alto lugar del podio.

En el caso chino, la caída de sus exportaciones fue de 16% con respecto a 2008, en tanto la baja de sus importaciones alcanzó a 11%. La caída de las "expo" obviamente hubiera sido mucho mayor si no se repuntaba en diciembre.

Ese mes, tras 14 meses de retroceso, las ventas externas chinas de bienes y servicios crecieron casi 18% con respecto al mes anterior (a más de 130.000 millones de dólares) y así el total vendido al resto del mundo en 2009 supuso ingresos por 1,2 billones de dólares.

La oficina de estadísticas de Alemania dijo en Berlín que todavía no tiene cifras definitivas, por lo cual relativizó el anuncio, pero se cree que el país europeo habría exportado 1,17 billones, según el pronóstico de las autoridades germanas. Economistas y la cámara de comercio alemana habían dicho que era probable que el país dejara el liderazgo de muchos años.

En cuanto a las importaciones, todavía Estados Unidos sigue siendo el líder mundial.

La agencia de noticias Xinhua y la televisión local informaron que en el último mes del año las exportaciones chinas se recuperaron y permitieron el salto.

Son asimismo una señal de fuerte recuperación de la que ya es la tercera economía mundial, detrás de EE. UU. y muy cerca de Japón.

Aunque el gobierno chino hace ahora esfuerzos para que sea la economía doméstica el nuevo motor de su expansión, el pilar exportador sigue siendo todavía muy fuerte, sobre todo en materia de ocupación laboral.

El nuevo estatus chino como exportador global líder es mayormente simbólico, pero refleja la capacidad de sus fabricantes de productos de bajo costo de seguir vendiendo a otros países a pesar del derrumbe de la demanda de los consumidores a nivel mundial debido a la crisis financiera.

Además, China luce un fuerte superávit comercial (más divisas ingresadas por exportaciones que salidas para pagar importaciones), un tema sensible políticamente porque explica, como contrapartida, gran parte del déficit colosal que tiene EE.UU.

Por este motivo, de tanto en tanto Washington presiona a Pekín a cambiar su esquema cambiario, el cual le facilita exportar más.

Pero en 2009 el superávit chino se redujo en una cifra no menor, 34%, hasta 196.000 millones de dólares, informó Xinhua en base a datos de la Administración General de Aduanas china.

Comentá la nota